Home Ambiental Ambiental Niñas, niños y mujeres frente a la crisis climática: 'Sinergia Isleña'
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

banner_Welcomw6622.jpg

Niñas, niños y mujeres frente a la crisis climática: 'Sinergia Isleña'

Correo Imprimir PDF

WhatsApp_Image_2024-05-14_at_9.25.59_AM.jpeg

‘Sinergia Isleña’ es otro de los proyectos en el Archipiélago apoyados por Fondo Acción, esta vez ejecutado por la fundación Piknini en Providencia. Acción climática y gestión del riesgo por parte de la ciudadanía, los grandes retos.

Esta iniciativa cuenta con recursos del Fondo de Acción Climática de dicha organización, que busca impulsar acciones que generen soluciones a uno de los desafíos más importantes del mundo: la crisis climática y su fuerte impacto en niñas, niños y mujeres.

De acuerdo con Pablo Devis, coordinador de Cambio Climático de Fondo Acción, esta es una entidad colombiana privada, que trabaja en temas de medio ambiente y niñez; y el Fondo de Acción Climática para Niñas, Niños y Mujeres busca apoyar iniciativas de organizaciones de la sociedad civil, que generen acciones climáticas en pro de reducir los impactos climáticos que estamos viviendo; y que produzcan un bienestar para las personas y los territorios.

“Por ello se abrió una convocatoria para las islas, a finales de 2022, para escoger proyectos que trabajaran en temas de acción climática, relacionadas con líneas estratégicas como: seguridad alimentaria, restauración de ecosistemas críticos, preparación para la gestión del riesgo y mejora de la infraestructura escolar y comunitaria para atender cualquier emergencia climática; entre otros”, explicó.

Los proyectos seleccionados tienen una duración de un año y medio, aproximadamente, y vienen desarrollándose desde 2023. En el Archipiélago, se escogieron dos en San Andrés, a cargo de la Asociación de Guías Scouts y de Raizal Youth; y cinco en Providencia: AgroProvidencia, la Asociación Casa de la Cultura, y las fundaciones Providence, A Pie Limpio y Piknini.

Gestión comunitaria del riesgo

Precisamente, esta última es quien lidera ‘Sinergia Isleña’. En diálogo con su coordinadora local, Julie Livingston, comentó que este proyecto está proyectado para culminar en el mes de octubre; y que se encuentran terminando la fase de Preparación.

Según detalló, la iniciativa ha impulsado la creación de unos comités que trabajan temas ambientales, de educación y formación climática, y aprendizaje sobre ecosistemas clave para la isla.

“Para esto, hemos priorizado de una manera especial la participación de niños, niñas y mujeres por medio de diferentes técnicas o metodologías, como son el diálogo de saberes y el intercambio intergeneracional. Actualmente tenemos un grupo de beneficiarios directos, que son 50 niños de la Institución Educativa Junín y 20 mujeres de la organización comunitaria Gamadith Amareth Gully (de Bottom House), cuya función gira en torno a la quebrada que hay en ese sector”, señaló.

Para la realización de las actividades propuestas, Piknini determinó cuatro etapas del proceso: Planificación (o alistamiento), Preparación, Implementación y Evaluación y seguimiento.

“Ya superamos la primera etapa de prediagnóstico, cuando hicimos el acercamiento a los beneficiarios, para conocer un poco qué pensaban del proyecto e identificar las nociones que tenían frente a temas como gestión del riesgo. Ahora estamos finalizando la de Preparación y estamos alistándonos para la de Implementación”, añadió la profesional comunitaria.

Alianzas estratégicas

Livingston comentó, así mismo, que durante la etapa de Preparación se hizo un diagnóstico mediante la técnica de ‘cartografía social’, tanto con las mujeres como con los niños, aplicando metodologías de acuerdo a los grupos etarios.

También tuvieron reuniones con actores estratégicos, que se han vuelto aliados, tales como la Corporación Ambiental Coralina, Parques Nacionales, la Alcaldía de Providencia y Santa Catalina, y otras organizaciones sociales de la isla.

En este sentido, es fundamental recordar que la fundación Piknini es reconocida por su trabajo, de vieja data, en temas relacionados con el creole y en entornos educativos; sin embargo, en Providencia han consolidado con más fuerza las intervenciones culturales, relativas a la transmisión de saberes tradicionales y también en el componente ambiental, pero este último de manera más transversal.

“El cambio climático lo consideramos una temática que nos interesa a todos, y más aún, después de lo que pasó con el huracán Iota que generó muchas situaciones de vulnerabilidad, así que teníamos en mente poder aportar en este sentido, aunque éramos conscientes que carecíamos de la experticia del caso. De ahí que este proyecto fue formulado de manera concertada con la ONG ClimaLab”, recalcó la coordinadora.

Trabajo de campo

En el desarrollo de la fase de Preparación, también se tuvieron actividades de reconocimiento y apropiación del ecosistema del manglar, dada su importancia en la contención de desastres naturales extremos, como en efecto pasó en la pasada emergencia de 2020.

“En el caso de las señoras, ahondamos en su infancia cuál fue su relación con el manglar y en la época más actual, qué beneficios brindó el manglar durante el paso del huracán, a fin de concientizarlas sobre el cuidado que se debe tener sobre este importante ecosistema. Una actividad similar se realizó con los niños”, explicó Livingston.

Ahora, de acuerdo con la profesional, se avecina la etapa de Implementación para la que se tiene planeado el diseño de unos sistemas artesanales de monitoreo y evaluación participativa para medir el cambio climático.

Básicamente, la idea es crear con los participantes unos sistemas que sirvan como pluviómetro, para medir la temperatura o la fuerza de los vientos. De igual manera, se tiene pensada la instalación de un sistema tecnificado en el colegio Junín, sede en la que vienen trabajando.

“Adicionalmente, tenemos prevista la creación de un comité comunitario de gestión de riesgo, en donde los niños y adultos puedan ser multiplicadores en sus hogares o en su comunidad, para manejar un sistema de alerta cuando sucedan estas situaciones de emergencia”, acotó la coordinadora de ‘Sinergia Isleña’.

Para concluir, Livingston resaltó que la selección de mujeres, niños y niñas se dio, porque la bibliografía indica que estos grupos poblacionales presentan la más alta vulnerabilidad en situaciones de desastre.

Según comentó, en las entrevistas y en el diagnóstico que se hizo con las participantes, ellas hablaban cómo en el post desastre era muy incómodo, en su condición de género, realizar acciones normales como vestirse o atender a un niño pequeño, dados los escasos lugares privados a los que podían acceder.

“Así que creemos que este grupo poblacional presenta una alta vulnerabilidad frente a estas situaciones de desastre, pero también una alta capacidad de replicar la información y de apropiarse de ésta, para hacer que la comunidad esté preparada frente a escenarios futuros como estos”, concluyó.

Última actualización ( Martes, 14 de Mayo de 2024 10:47 )  

Welcome Caribe

Elisleno_209_-_1.jpg

Welcome214-1.jpg

BANNER-LATERAL-WELCOME.jpg

Indicadores Economicos

Translate this page

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


CASABLANCA.CUADRADO

RM____EL_ISLEÑO.png

 BANCO_REPUBLICA_ssdadfARCHIVO.jpg

WhatsApp_Image_2024-06-06_at_7.32.39_AM.jpeg

DoIt.jpg

SOPESA.BANNER.NUEVO01.jpeg

GESA NIFF02