Home Opinión Columnas En pie de lucha
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

ISLENO1

En pie de lucha

Correo Imprimir PDF


OSWALDO.SANCHEZPara declarar el día 22 de abril como el Día de la Tierra, la Asamblea General de la ONU tuvo en cuenta la necesidad de promover la armonía con la Naturaleza y la Tierra y “la interdependencia existente entre los seres humanos, las demás especies vivas y el planeta que todos habitamos”. También fue argumento el hecho de que en muchos países se dedicaba un día para celebrar la Madre Tierra.

Por su parte, la Iglesia Católica también ha hablado de manera expresa y decidida al respecto en la Encíclica Laudato Si’, dirigida a todos los habitantes de este planeta: “Si nos acercamos a la naturaleza y al ambiente sin esta apertura al estupor y a la maravilla, si ya no hablamos el lenguaje de la fraternidad y de la belleza en nuestra relación con el mundo, nuestras actitudes serán las del dominador, del consumidor o del mero explotador de recursos, incapaz de poner un límite a sus intereses inmediatos. En cambio, si nos sentimos íntimamente unidos a todo lo que existe, la sobriedad y el cuidado brotarán de modo espontáneo”. Por ello invita a “un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta”.

Perder ese “lenguaje de la fraternidad y de la belleza en nuestra relación con el mundo” es camino seguro al analfabetismo ecológico de consecuencias imprevisibles, pues a gritos la Madre Tierra nos pide que cambiemos nuestra conducta, nuestros comportamientos.

Cómo es que no nos damos cuenta del sufrimiento que le estamos causando: incendios forestales, como los ocurridos en México, que en el primer trimestre de este año ya suman 2.429, afectando a 23 de los 32 estados del país y destruyendo unas 24.941 hectáreas. El calentamiento global no se detiene haciendo casi imposible lograr la meta propuesta para 2030 de reducir la temperatura en 1,5°, con las consecuencias avisadas del aumento de la frecuencia de fenómenos meteorológicos extremos como sequías, olas de calor o lluvias torrenciales u huracanes devastadores.

Aumenta la invasión de langostas del desierto a los países de África del este, y como no tienen los USD 38 millones que presupuesta la ONU para combatir la plaga, las poblaciones afectadas tienen a la vista un futuro aterrador.

Cuando la ONU recomienda que “es necesario promover la armonía con la naturaleza y la Tierra”, es para evitar, entre otras cosas, el abusivo contacto con la vida animal silvestre, pues acarrea la transmisión de enfermedades infecciosas a humanos (zoonóticas). Advierte el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) que “una nueva enfermedad infecciosa emerge en los humanos cada cuatro meses. De estas enfermedades, el 75% provienen de animales”, como el Covid-19. Por eso, no es buena idea olvidar que los cambios en la biodiversidad alteran el funcionamiento de los ecosistemas afectando los bienes y servicios que estos proporcionan en detrimento de la salud humana.

Así los docentes se nieguen a la reapertura de la Escuela su responsabilidad de la formación de los niños que se les encomiendan no se diluye; es su obligación esforzarse para inculcar en sus pupilos la necesidad de un cambio en las relaciones del ser humano con la naturaleza y el Medio Ambiente.

El Objetivo N° 10 de la Educación en Colombia ordena “La adquisición de una conciencia para la conservación, protección y mejoramiento del medio ambiente, de la calidad de la vida, del uso racional de los recursos naturales, de la prevención de desastres, dentro de una cultura ecológica y del riesgo y la defensa del patrimonio cultural de la Nación”, ¿o es puro cuento?

Y existe una oportunidad excepcional: en 2021 inicia la Década de la Restauración de Ecosistemas (2021-2030), buscando recuperar los ecosistemas degradados y destruidos como parte de la lucha contra la crisis climática y los esfuerzos en favor de la seguridad alimentaria, el suministro de agua y la biodiversidad. Hasta ahora, fuera de alegres y floridos discursos nada en concreto. El año pasado dedicado dizque a la biodiversidad buena lección no dio la Naturaleza con esta pandemia que nos tiene de rodillas.

Esto y mucho más debe obligar a la Escuela a replantear su quehacer.

--------------------

Este artículo obedece a la opinión del columnista. EL ISLEÑO no responde por los puntos de vista que allí se expresan.

 

Translate this page

Welcome Caribe

Elisleno179-1.jpg

Welcome.196.PORTADA.jpg

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


sai.minvivienda.png

CASABLANCA.CUADRADO

BOLSAS.MAIZ.INTERPLASTICOS.19.05.2021.jpg

BANCO.REPUBLICA.ITINERARIO.MAYO2021.jpg

DOITCENTER.AIRE

DECAMERON

TRASH BUSTERS

SOPESA.BANNER.NUEVO01.jpeg

GESA NIFF02