Home Opinión Columnas Curiosidades de nuestra lengua española
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

a.BANNER.PRO.ARCHIPIELAGO02.jpg

Curiosidades de nuestra lengua española

Correo Imprimir PDF

OSWALDO.SANCHEZ.jpg

Sabido es que el 23 de abril se celebra el Día del Idioma, día del funeral no de la muerte de Miguel de Cervantes, autor de la obra cumbre: "El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha". El que sí falleció en esa fecha fue William Shakespeare. En Colombia se celebra el Día del Idioma desde el 23 de abril de 1938, según el Decreto 707.

En la edición del presente año de ‘El Almanaque del Granjero’, “hecho para durar toda la vida, como su pariente bicentenario que lo inspiró, ‘The Old Farmer`s Almanac’ de Yankee Publishing Inc.”, se encuentran una serie de curiosidades de nuestro idioma español. Aquí algunas de estas curiosidades.

Electroescefalografista (veinticinco letras) es la palabra más larga de las aprobadas por la Real Academia Española de la Lengua. Y las palabras más largas sin letras repetidas son Calumbrientos (13), Centrifugados (13) y Vislumbrándote (14).

La palabra oía tiene tres sílabas en tres letras.

La palabra aristocráticos tiene 14 letras, cada letra aparece dos veces.

Los términos arte y agua son masculinos en singular y femeninos en plural.

El vocablo cinco tiene cinco letras, coincidencia que no se registra en ningún otro número.

Corrección tiene dos letras dobles.

Las palabras: ecuatorianos y aeronáutico, poseen las mismas letras en diferente orden. A esto se le llama anagrama.

La conjugación estuve tiene cuatro letras consecutivas alfabéticamente: s-t-u-v.

Hay cuatro palabras que tienen cuatro consonantes seguidas: transplantar, substraer, abstraer, abstracto.

Menstrual es el bisílabo más largo.

La palabra pedigüeñería posee los cuatro signos ortográficos del idioma español: la virgulilla de la eñe, la diéresis sobre la u, la tilde, y el punto sobre la i.

Reconocer es un palíndromo: se lee lo mismo de izquierda a derecha que de derecha a izquierda. Otros palíndromos son: Dábale arroz a la zorra el abad; Amo la paloma; Ana lleva al oso la avellana; Oirás orar a Rosario; Yo soy; Se van sus naves; A ti no, bonita; Aman a Panamá; Amigo, no gima; Allí ves a Sevilla; ¿Son mulas o cívicos alumnos?

La palabra euforia tiene las cinco vocales y dos consonantes.

La única palabra que contiene dos veces cada una de las cinco vocales es guineoecuatorial.

Algunas de las palabras más raras que contiene el castellano son: amover, barbián, jipiar, orate, vagido.

La única palabra que contiene cinco erres es: ferrocarrilero.

Mil es el único número que no tiene ni O ni E.

Las letras que más pronunciamos son: E (16,78%), O (11,96%), L (8,69%), S (7,88%)
En África el español es lengua oficial en dos países: Marruecos y Guinea Ecuatorial.

El español tiene unas 300.000 palabras, pero la RAE solo recoge 88.000; el hablante promedio usa unas 300 palabras diarias, y una persona culta, llega a las 500 palabras.

En la obra El Quijote se utilizaron cerca de 8000 palabras diferentes.

La primera “obra” escrita en español fue “Nodicia de Kesos” (¿974-978?) en el Monasterio de San Justo y San Pastor en La Rozuela (León), en el que se enumeraba, cómo se habían ido gastando los quesos de aquel monasterio.

Y para referirnos a la actualidad, desde el estallido de (¿la?,¿el?) COVID-19, nuestro día a día se ha llenado de terminología especializada:

No salgo de casa sin “mascarilla” ni “gel hidroalcohólico”, guardo la “distancia social” para evitar la “propagación comunitaria de persona a persona”. No estamos encerrados en casa, sino “confinados” buscando “aplanar la curva de contagios”. Por ahora hemos dejado de tener dolores, tos, mocos o “sensación de faltarnos el aire”, lo que tenemos son síntomas, dolencias, o “insuficiencia respiratoria”. Y si no hemos desarrollado ninguno de estos males, entonces somos “asintomáticos” aunque debemos esperar pues el periodo de incubación del “virus” puede llegar a ser de 24 días.

Para concluir, registremos que el sustantivo “Covidiota”, el cual tiene dos entradas: 1. Persona estúpida que ignora los protocolos ayudando al contagio del virus Covid-19. Uso: ¿Vas de rumba? No seas covidiota. // 2. Acaparador que fomenta tumultos exponiendo a otros usuarios a contagiarse. Uso: Ese covidiota compró 100 rollos de papel higiénico.

No podemos terminar este escrito sin apropiarnos de las palabras del editor de este “Almanaque del Granjero”: “Si usted es uno de los pocos parroquianos que se toma el trabajo de leer los prólogos o los editoriales de los libros, permítame felicitarlo y agradecerle tan noble gesto, que además de ser una muestra de respeto y agradecimiento al autor, es la confirmación de que estamos tratando con lectores inteligentes, y profundos, o que por el contrario no tienen nada que hacer y se encuentran en alto grado de aburrimiento o de angustia por formar parte del torrente de desempleados que engrosan las últimas cifras del DANE”.

---------------

Este artículo obedece a la opinión del columnista. EL ISLEÑO no responde por los puntos de vista que allí se expresen.

 

Translate this page

Welcome Caribe

Elisleno178.jpg

Welcome195.jpg

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


sai.minvivienda.png

CASABLANCA.CUADRADO

BOLSAS.MAIZ.INTERPLASTICOS.jpg

BANCO.REPUBLICA.ITINERARIO.MAYO2021.jpg

DOITCENTER.AIRE

DECAMERON

TRASH BUSTERS

SOPESA.BANNER.NUEVO01.jpeg

GESA NIFF02