Home Opinión Columnas Un año de optimismo y oportunidades
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

a.BANNER.PRO.ARCHIPIELAGO02.jpg

Un año de optimismo y oportunidades

Correo Imprimir PDF

HAROL.BUSH2Fue un cierre de año difícil pero también esperanzador, aunque lleno de inquietudes y nerviosismo porque la tarea principal en este tiempo es la reactivación integral en lo económico, social y sanitario; la aplicación de las vacunas y la reconstrucción de Providencia; todo lo cual dependerá de tres aspectos que siempre son difíciles de conjugar en las islas: eficiencia gubernamental, control a la corrupción y un escenario político adecuado.

Todos estamos felices de ver la espalda al 2020, aunque no se irá del todo porque nos dejó muchos desafíos de marca mayor y una coyuntura incierta e insegura. Pero la crisis del año pasado también nos dejó la oportunidad de reflexionar y de cambiar y mejorar muchas cosas en las islas.

Otro aspecto positivo que nos legó fue la tenacidad, compasión y solidaridad de una sociedad civil isleña que con su paciencia y determinación ayudó a manejar tiempos muy difíciles y que sigue tomando pasos significativos para mejorar sus islas con sus denuncias y veedurías. El filósofo chino Confucio dijo que se mueven montañas comenzando por apartar piedritas y es precisamente lo que se ha venido haciendo. Por eso, esa admirable sociedad civil isleña debería ser el personaje del año en las islas.

Otro personaje destacable es el gobierno nacional que es indispensable para el desarrollo local, pero a veces se aparta de sus responsabilidades con las islas. Siempre viene al rescate, pero casi nunca adecuadamente, como vemos ahora mismo con la deprimente situación de los damnificados de Providencia que aún se mojan. Siempre habla de compromisos con las islas, pero nunca se compromete adecuadamente con ellas. Siempre promete, pero siempre olvida lo que promete.

Del 2020 se heredan no solo una inestable coyuntura política sino una deficiente y corrupta administración pública, que intentará dominar también mucho del 2021. Por eso los dos personajes anteriores comparten podio con una Gobernación que se destacó de nuevo además por razones poco favorables a las islas, aunque al final con el cambio de liderazgo se nota una intención de no seguir con el manejo tradicional de las islas.

El 2021 nos dirá si se podrá o simplemente se condolida un cambio de mando y de manos.

OPORTUNIDADES DE LA CRISIS

Toda crisis genera oportunidades, pero la desesperada y necesaria recuperación de la economía del turismo no permitirá considerar alternativas económicas o modelos paralelos, así que seguiremos con lo que tenemos, un modelo relativamente exitoso pero depredador, una reconstrucción, pero no una reestructuración de la que tanto hemos hablado. Aun así, deberá servir para mejorar muchas cosas, si se hace lo adecuado.

Para esa reconstrucción tenemos poderosos aliados. Además de los gremios productivos, la sociedad civil y un gobierno local dispuesto, aunque acorralado por las circunstancias y las luchas políticas; los pronósticos de la sabiduría milenaria detrás del calendario chino indican que en los próximos 12 meses nos acompañarán la disciplina metódica, la honestidad y mucho trabajo característico del año del búfalo en el ciclo lunar, que buscará poner fin al desorden y el sufrimiento que ha dejado el año pasado, el de las ratas.

Pero no estará exento de dificultades porque el año comienza con una inusual incertidumbre por una prolongada crisis política y judicial y un incierto panorama político-institucional propiciadas tanto por una desordenada Asamblea en un limbo político y judicial, como por una Gobernación tratando de enderezar las cosas, pero también en un limbo jurídico y político e insegura de hasta dónde puede ir con sus políticas y acciones, qué tanto puede hacer y por cuánto tiempo.

Los primeros efectos de la inestabilidad e ineficiencia institucional se sentirán crudamente si las islas siguen la tendencia nacional y aumentan los casos de Covid y aún con la nueva UCI sin estrenar propiamente, como también si hay un inicio turbulento de operaciones de la nueva empresa estatal que manejará el hospital a partir del primero de febrero. El Gobernador debe redoblar esfuerzos para asegurar que no haya tropiezos y que comience con el pie derecho.

El Covid y el huracán pusieron en evidencia los problemas estructurales y la muy inadecuada preparación de las islas y sus instituciones para atender problemas cotidianos, mucho menos para enfrentar emergencias. La administración local debe dejar la improvisación y prepararse mejor para el presente y el futuro, además de reconciliarse con la vida y las necesidades de los isleños, porque hace tiempo se distanciaron.

En las culturas asiáticas que la China y el pensamiento de Confucio ayudaron a moldear, en toda crisis se vislumbra optimismo y oportunidades de cambios y mejoras. Al igual que ellos, el estoicismo de los isleños hará que superemos las dificultades, pero también aprovechemos las oportunidades que se nos presentan para hacer las cosas de manera distinta para beneficiar a todos.

Los gobiernos nacional y departamental deben rediseñar sus políticas y gastos para abrir caminos de prosperidad para todos los isleños, ojalá con un nuevo contrato social y acciones proactivas adecuadas para las necesidades locales en el siglo 21. Ahora es cuando más se necesita un nuevo comienzo.

--------------------
Este artículo obedece a la opinión del columnista. EL ISLEÑO no responde por los puntos de vista que allí se expresen.

 

Translate this page

Welcome Caribe

Welcome.196.PORTADA.jpg

Elisleno178.jpg

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


sai.minvivienda.png

CASABLANCA.CUADRADO

BOLSAS.MAIZ.INTERPLASTICOS.jpg

BANCO.REPUBLICA.ITINERARIO.MAYO2021.jpg

DOITCENTER.AIRE

DECAMERON

TRASH BUSTERS

SOPESA.BANNER.NUEVO01.jpeg

GESA NIFF02