Los festivales: esperanza más allá de la agonía

Imprimir

nota.arte.revista190.01.jpg

Las pandemias en el mundo han sido dramáticamente devastadoras pero en medio de ellas continúan vivas las expresiones culturales y artísticas, sutiles, contestatarias, creativas y célebres, porque el ser humano siempre encontrará la manera de manifestar su arte. Los festivales o la cultura de vivir en el arte del confinamiento.

Ahora que la Pandemia Covid-19 ha detenido abruptamente algunas de estas manifestaciones en San Andrés, cuando las diferentes expresiones se encontraban en progreso y posicionamiento con proyectos inspiradores, formadores, tres gestoras culturales, exploran su resistencia y persistencia, para llevarnos a vivir la experiencia de la cultura y el arte en tiempos de confinamiento y más allá.

Este 2020 vimos llegar la Semana Santa, sin el tradicional Stew and Fare Festival, la interrupción del tradicional Encuentro de Coros, la dramática cancelación del Bill And Mary Calypso Festival, la expectativa del Minec y la resistencia de la Semana de la Emancipación.

Sin embargo, para María Matilde Rodríguez, Heidy Taylor Haydar y Marilyn Biscaino Miller, gestoras de procesos culturales de la más alta valoración ejecutiva y modelo en el intercambio de talento humano, la pandemia no es el único obstáculo que enfrenta ahora la cultura en el archipiélago, también los años por venir, que exigirán una participación más activa y comprometida de las entidades territoriales.

Welcome Caribe les formuló los siguientes interrogantes para conocer cómo piensan que deberá circular la industria cultural para no desfallecer en su gestión. En otras palabras: para que haya vida después de esta sensación de asfixia y agonía.

¿Qué significaría congelar los procesos culturales y artísticos por las condiciones de la pandemia?

María Matilde Rodríguez / Directora de Mamaroja Company, organizadora de la Feria del Libro y Encuentro de Escritores FILSAI.

nota.arte.revista190.02.jpg

Estamos en confinamiento pero no estamos de brazos cruzados. En estos momentos participamos en la mesa de diálogos y acompañamiento de la Cámara Colombiana del Libro a las 16 Ferias que existen en Colombia. A partir de estos encuentros queremos revitalizar la presencia editorial de escritores nacionales e internacionales en el archipiélago hasta donde lo permita la pandemia y la virtualidad. Seguir impulsando el intercambio y los recorridos editoriales de nuestros escritores para trabajar en proyectos puntuales. Recordemos que la FILBO (Feria del Libro en Bogotá), se realizó hace dos meses con éxito de manera virtual.

Heidy Taylor Haydar / Directora Ejecutiva del Green Moon Festival.

No concibo como alternativa sentarme a esperar mientas vea que hay posibilidades de actuar. Considero que detener los procesos dificulta luego retomarlos pues los gestores pierden el impulso y los beneficiarios la fe. Además sería dar a entender que la cultura y las artes son prescindibles. Nos estamos preparando para adaptar la ejecución de las actividades a las restricciones que hay en el orden sanitario. Buscaremos mantenerlas de manera presencial, pues en la isla no contamos con buena conectividad remota. Nos apoyaremos también en la Televisión Pública para la difusión y también para ejecutar algunas por este medio. La otra medida que se contempló fue postergar un par de meses su realización buscando que las restricciones sean más permisivas en el mediano plazo.

Marilyn Bicaíno Miller / Directora de la Compañía Trasatlántico, organizadora del Festival de Teatro Ethnic Roots

Actualmente, muchos recintos culturales optaron por los espacios virtuales como alternativa. Por eso el Festival Internacional de Teatro Ethnic Roots, apuesta a las plataformas virtuales que han tenido muy buena respuesta del público colombiano. A través de lo virtual podemos seguir trabajando y llegar a diferentes rincones del archipiélago, el país y el mundo. El Ethnic Roots, utilizará las herramientas virtuales para su desarrollo, pero lo importante es seguir manteniendo viva la tradición escénica de la isla y estrechar los lazos de hermandad con otros grupos étnicos del país y del mundo.

¿Qué argumentos y realidades hace faltan para que los gobiernos cambien la dinámica de ‘recortar’ la cultura y todas sus manifestaciones cuando se está en una crisis como esta?

nota.arte.revista190.03.jpg

María Matilde Rodríguez

Los gobiernos que recortan los programas y proyectos culturales son aquellos que tienen poca o ninguna capacidad de lectura. O los que confunden el papel de la cultura. La forma como una sociedad enfrenta una pandemia es un asunto cultural. El archipiélago tiene una inmensa necesidad de interlocución por su condición de insularidad. Al ser el único departamento archipielágico no encuentra pares regionales dispuestos al diálogo entre iguales. Las islas tienen más vocación transnacional que nacional y lo vemos con claridad en los intercambios literarios, musicales o gastronómicos, con las islas del Caribe. Estos proyectos funcionan como un megáfono cultural. Si no nos manifestamos desde la subversión del espíritu, de las artes y el gozo, lo harán los políticos y será lo único que se sepa de nosotros.

Heidy Taylor Haydar

Los gobiernos en general tienden a subvalorar la importancia de la cultura y sus manifestaciones. Esta misma miopía les impide identificar la potencia económica que puede llegar a representar para un territorio un correcto desarrollo de lo cultural como mercado. Estos procesos requieren de proyección, organización, trabajo intersectorial y continuidad, facultades que hay que asumir como un todo si se quieren ver los resultados cualitativos y cuantitativos.

Marilyn Bicaíno Miller

Lastimosamente el arte no es una acción política y para la muestra un botón. Carecemos de política culturales en muchos departamentos, porque para el Estado el arte no transforma de inmediato a una sociedad, pero si tiene otras funciones para los artistas, abre mentes, almas, corazones, proyecta al ser humano a visualizarse en otra dimensión y nos crea otras posibilidades de vida.

¿Qué significan para el archipiélago sus proyectos literarios, la música y el teatro?

nota.arte.revista190.04.jpg

María Matilde Rodríguez

Nosotros aportamos el entrecomillado. La síntesis. Las palabras y la banda sonora de este tiempo inédito.

Heidy Taylor Haydar

Significa mirarnos hacia adentro, reconocer en el intercambio las similitudes y las diferencias: identificar en dónde reside la riqueza. Obtener la suficiente cantidad de información y conocimiento de ti mismo, del pueblo al que perteneces y de tus semejantes, contribuir a formar y reafirmar criterios, y desarrollar una inteligencia creativa necesaria para escribir y vivir tu historia de manera sabia y libre. Aprovechar esta oportunidad para reconectarse con lo esencial.

Marilyn Bicaíno Miller

Significa el derecho a los procesos de aprendizaje entorno a las expresiones artísticas, derechos que poco se desarrollan en el área de la formación artística de nuestros niños y niñas del archipiélago, por eso es importante promover la formación y el intercambio en torno al teatro, la música, la literatura, la narración oral, para que se estimule esa participación. El arte es una necesidad que nos urge en el Departamento, es una necesidad espiritual que no nos deja morir y nos hace mejores personas.

Última actualización ( Viernes, 17 de Julio de 2020 18:21 )