Masiva participación en concurso de cuento FILSAI

Imprimir

La imagen puede contener: 4 personas, personas de pie

Este sábado en la mañana se llevó a cabo la premiación del concurso de cuento de la Feria del Libro de San Andres (FILSAI), el cual comenzó desde hace varias semanas a partir de distintos talleres de escritura que se adelantaron en instituciones educativas de San Andrés. También se adelantó conversatorio del MINEC.

El envío de relatos fue masivo, más de 600 escritos recibieron los organizadores del concurso quienes no tuvieron una tarea fácil a la hora de escoger solamente tres historias. Fueron ellas: ‘Oscuridad’ de Emily Newball, quien se llevó el primer puesto; el segundo lugar fue para Orvil Fiquiere, con su cuento ‘El sol y el viento’; y tercer puesto se le otorgó a Camila Sánchez por su relato ‘La gravedad de los hechos’.

De acuerdo con uno de los talleristas, el escritor Carlos Polo, los ganadores interiorizaron las pautas que se les proporcionaron durante los talleres, lo cual les permitió un buen manejo de los tiempos.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas, multitud y exterior

Por su parte, el escritor Luis Mallarino, quien fue uno de los jurados en el concurso, aseguró que al revisar los cuentos él y los demás jurados se encontraron con un nivel muy inesperado en el manejo del lenguaje, lo cual los dejó muy satisfechos.

“Hay niños diciendo cosas que a los adultos nos cuesta mucho; además tienen una gran facilidad de pasar de la realidad a la ficción en sus historias”, anotó el también docente.

Hizo entrega de los premios, la directora del colegio Liceo del Caribe, Joyce Cybul.

Mercados culturales

La imagen puede contener: una o varias personas

Igualmente en horas de la mañana, pero en marco del Mercado Insular de Expresiones Culturales (Minec), se desarrolló el conversatorio ‘Importancia de la cultura en el desarrollo de la región’, con los invitados Jason Taylor, Sandy Guerrero y Edna Valencia; con Wendy Pérez como moderadora.

Durante su intervención, Guerrero aseguró que es necesario crear una política pública en torno a la creación cultural. “Localmente deben establecerse ciertas estrategias para fijar un horizonte y no seguir improvisando, porque pienso que eso ha pasado en San Andrés”, agregó.

También dijo que para pensar en una industria cultural en las islas, se deben comparar los procesos que se han adelantado contra cifras; montar proyectos de cómo montar un negocio, buscar inversionistas, y tomar el riesgo de comenzar a facturar por lo que se hace.

Valencia dijo que en su opinión, para empoderarse primero hay que reconocerse históricamente desde las raíces, “para poder resinificar lo que hay en el territorio culturalmente y crear economía en torno a un elemento identitario”.

En su caso personal, entendió que el discurso de la identidad podía transferirse a hacer emprendimiento; sus talleres de aceptación como mujer afro y del cabello rizado, por ejemplo, sirvió para que otras mujeres comenzaran a crear productos para su cuidado, con materia prima y mano de obra de las regiones.

La imagen puede contener: una o varias personas

Por último, Taylor resaltó que cuando se tiene un sueño sin importar los sacrificios que hayan qué hacer. “El factor dinero siempre será imprescindible, pero no debe ser un obstáculo para frenar esa meta; debe buscarse una fuente para esos recursos para, luego, en lo posible, vivir de ese sueño”, manifestó.

Y agregó: “ante todo debe prevalecer la aceptación: de dónde venimos, quiénes somos y para mí, algo muy importante es sanar, dejar atrás para poder evolucionar; prepararnos y leer mucho, para poder ser más competitivos cada día”.


Add this to your website
Última actualización ( Lunes, 30 de Septiembre de 2019 08:34 )