Crecen fraudes a turistas en la Costa y San Andrés

Imprimir

SELLAMIENTO1

La publicidad engañosa por redes sociales y los costos excesivos, son las prácticas más denunciadas durante la presente temporada. Los lugares donde más se registran estos casos, por ser los destinos más atractivos en temporada alta son: Cartagena, Santa Marta y San Andrés (foto Archivo).

Dos ciudadanos estadounidenses se animaron a pasar una semana en San Andrés. Alguien les contó que era un paraíso de sol, playa y arena, pero nadie les supo decir a través de qué medio podían negociar para pasar sus vacaciones. Finalmente encontraron una página en Facebook.

Al llegar a San Andrés, los extranjeros se dieron cuenta que el lugar al que llegaron no era el que les habían mostrado en las fotos. Una conocida zona considerada de alto riesgo, fue el lugar al que llevaron a los dos turistas. Durante una semana tuvieron que entrar y salir con acompañamiento de la Policía para poder pasar sus vacaciones sin correr peligro.

Como éste, son muchos los casos que el año pasado fueron registrados ante las autoridades de las diferentes ciudades de mayor movimiento turístico del país. De hecho, según la Superintendente delegada para la protección del consumidor, durante el 2017 fueron impuestas 79 sanciones por fraudes a turistas, lo que representa un incremento del 192 por ciento en comparación con las que se impusieron durante el año 2016.

“La razón de este incremento es básicamente por el interés de esta administración de darle prioridad a la protección del turista (…) La legalidad en la prestación de los servicios, publicidad engañosa, infracción de las normas que regulan la actividad turística, entre otras, son las principales causas”, explica Fidel Puentes, superintendente encargado.

En el caso de los fraudes hoteleros, el funcionario aclara que Cartagena es el lugar donde más se registran este tipo de denuncias, no obstante, dentro de la normatividad, Puentes explica que muchos hoteles están registrados correctamente, pero fallan en detalles como no anunciar los precios o decir que cuentan con jacuzzi y piscina cuando no es así.

La legalidad en la prestación de los servicios, publicidad engañosa, infracción de las normas que regulan la actividad turística, entre otras, son las principales causas

‘Paquetes’ turísticos

Víctor* y unas 32 personas más, entre quienes están padres de familia y jóvenes deportistas, compraron un paquete turístico a Santa Marta en una agencia de turismo de Armenia.

Una de las personas que viajaría se encargó de contactar la agencia pues había recibido buenos comentarios de otras personas que habían comprado paquetes turísticos allí. Sin embargo, para este grupo la suerte fue distinta.

Aunque Víctor aseguró que el día anterior al viaje, todas las personas habían pagado el paquete que costaba 733.000 pesos y que incluía tiquetes de avión, hotel y dos comidas diarias por cuatro días, “cuando me acerqué a las oficinas de la agencias a preguntar por los tiquetes me dijeron que nosotros no viajábamos en avión sino en bus, luego un padre de familia llamó al hotel y no habían reservado nada, ahí nos dimos cuenta de que era una estafa”.

Según contó Víctor, todos los afectados llamaron al representante legal de la agencia y la personas que les vendió el paquete y pese a que inicialmente les dio varias excusas, terminó por desaparecer y cerrar la oficina de la agencia que estaba ubicada en pleno centro de la ciudad.

También señaló que confiaron en la agencia porque investigaron y se dieron cuenta que contaba con todos los registros en Cámara de Comercio y demás y “se la habían recomendado a una de las mamás del grupo”.

Casos como el de estos ciudadanos son los más frecuentes. La publicidad engañosa que se recoge por redes sociales ha llevado a que muchos visitantes, nacionales y extranjeros, sean estafados.

Posadas: exceso de oferta

La presidente de la Asociación de Posadas Nativas de San Andrés, Clotilde Henry, sostiene que lo que ha perjudicado a la isla es la sobrepoblación de ofertas. Al parecer, ninguna autoridad controla los fraudes que se cometen contra los visitantes.

“Se están ofreciendo cantidad de alojamientos y supuestos beneficios que hacen daño –cuenta Henry–. A mí me parece que hay falta de presencia de las autoridades en San Andrés, porque uno escucha cada hora que a alguien le clonaron la tarjeta, o que fueron a parar a un tugurio. Son solo 27 kilómetros cuadrados en la isla y a esto ya no le cabe un vendedor más de paquetes turísticos”.

Por otro lado, Paola Toro, secretaria de Turismo de San Andrés, resaltó que se debe trabajar con mayor ímpetu frente a estas denuncias, pues durante el 2017 la isla tuvo un balance total de ingresos de 1’050.763 visitantes, es decir, 113.417 personas más ingresaron representando un 12,10 por ciento.

“Si las visitas crecen, los oportunistas aprovechan; debemos frenar estos abusos para que los turistas no dejen de visitar San Andrés”, señaló Toro.

(Tomado de El Tiempo)


Add this to your website
Última actualización ( Miércoles, 24 de Enero de 2018 09:30 )