Expertos en ruiditos...

Imprimir

LUNAZZI2Nueve... uno… dos... tut-tut-tut. Ocupado. Ensayo nuevamente. Nueve... uno... dos... La llamada 'no entra'. No me rindo e insisto. Suspenso: se oye un silbido agudo que llena los espacios infinitos de la comunicación vía satélite. Me imagino viajando en línea directa a mi destino, pero el tut-tut-tut frustra de nuevo mis esperanzas.

La desesperación comienza a gobernarme. Cuando decido hacer el último intento, una voz grabada me corrige: "el número que acaba de marcar está errado...”. Pero verifico y el número es el correcto. ¿Cómo explicárselo a la señora ‘grabada' de Telecom?

Por esto y mucho más, si usted vive en San Andrés y además de tener teléfono, logra establecer con relativa frecuencia llamadas de larga distancia, no lo dude: es usted un ser privilegiado.

En la isla el tormento de las comunicaciones se presenta a diario. Por eso, los usuarios isleños de Telecom son expertos. Expertos en efectos especiales, o simplemente, en ruiditos.

Un sanandresano sabe cuándo un ‘plop’ le dice al oído que puede seguir marcando y cuando no. Puede reconocer también cuando un tut-tut-tut es realmente un ocupado o un problema de la línea. Inclusive, sabe distinguir cuando el ‘plop’ que sigue al primer número de una llamada local es de los 'buenos’ de los 'malos’.

Porque las congestiones en el sistema telefónico de San Andrés no se producen únicamente en las llamadas de larga distancia. Por lo contrario, con frecuencia es mucho más práctico –y efectivo­–, llevar los mensajes personalmente o gritarlos a través de la ventana.

(La nota anterior fue publicada por el suscrito en el periódico EL TIEMPO, el 13 de diciembre de 1989, hace un poco más de 32 años. Cualquier semejanza con la realidad actual, no es mera coincidencia).

Última actualización ( Sábado, 22 de Enero de 2022 11:19 )