¿Espolones?

Imprimir

JORGE.SANCHEZLa erosión costera en la isla de San Andrés ha sido el tema recurrente de los últimos días, conforme se ha visto, ésta situación tiene larga historia que debe ser considerada antes de tomar alocadas decisión que, si bien funcionaron en otras partes no necesariamente podrían serlo para los diferentes casos de ésta ínsula. 

Cabe traer al conocimiento general lo publicado por el periodista Eduardo Lunazzi para el periódico El Tiempo el día 15 de noviembre 2006 –hace más de 14 años– en el que acertadamente afirma que “los isleños saben por experiencia que la arena de origen coralino tiene vida propia; miles de millones de partículas o granitos se regeneran, se desplazan y se reacomodan al vaivén de las corrientes marinas. Sin embargo, el fenómeno actual registra una pérdida del litoral sin antecedentes conocidos.”

Si bien esta situación pone en riesgo las playas, por ende el turismo y a varias viviendas localizadas en Sound Bay, deberá ser analizada desde los factores de impacto como el cambio climático, la dinámica costera e intervención humana, en razón que cada caso difiere sustancialmente el uno del otro.

Causas y efectos

En el caso de la perdida de área de Rose Cay cabría pensar, con cierta lógica, que se deba a una fractura de la barrera coralina causada por el encallamiento de la embarcación Mr. Gobby creando así una corriente que ha arrastrado la arena de desde éste tómbolo hasta la creciente playa del Bay.

En la zona del Rocky Cay, pensando en soluciones a largo plazo para evitar la pérdida de playa, si se dan las acciones de recuperación de praderas marinas, el mismo océano se acomodará a sus condiciones naturales.

Ahora, hablando de Sound Bay, cabe reflexionar que por cuanto los granos “se desplazan y se reacomodan al vaivén de las corrientes marinas” que la arena retirada por el dragado en el sector externo de Bahía Hooker hubiera sido la que se iba a desplazar, durante cinco décadas, con las corrientes marinas hacia el sur, para acomodarse en las mencionadas playas.

Se recuerda que desde 1963 hasta 1982 funcionó una draga que extrajo del fondo marino arena y cascajo biogénicos, utilizado como material de relleno desde Chapman Point hasta el actual puerto marítimo pasando por los sectores de Los Almendros, Barrio Obrero y varios humedales interiores.

Es de considerar premisas como las del ingeniero civil de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Álvarez Del Rio (UNAM), quien cuenta con una especialidad en Ingeniería Marítima por la Universidad Politécnica de Cataluña, España, al afirmar que “no hay duda que la mejor forma de proteger una playa es NO poner absolutamente nada.”

“Cualquier obra que altere este movimiento natural y retenga la arena favorecerá una playa en específico con la lógica reacción natural de que, otro segmento de playa, aquel al que la arena retenida debería llegar, se verá afectado”.

Lo peor que pueda suceder es que, equivocadamente, con espolones se pueda entrar a repetir errores según lo sugiere las experticias en ésta tipo de acciones.

Como opciones válidas está la de rehabilitar o crear barreras artificiales; cientos de experiencias el mundo demuestran que para rehabilitar un arrecife “se ha optado por los bloques de cemento con forma de tetraedros y cilindros, menos contaminantes, mucho más sólidos ante el efecto abrasivo del arena y más baratos.”

Los ejemplos para rehabilitar ecosistemas de arrecifes marinos como los de-reef ball están en más de 59 países. Otro ejemplo está en Orange Beach (Alabama, USA), donde el departamento de Marine Resources administró la instalación de módulos de arrecife artificial de concreto tipo reef maker.

Reafirmando los anteriores conceptos, en el Plan Maestro de Erosión Costera Colombia, en anexo ‘Construir con la Naturaleza’, se encuentra que es “una alternativa a los enfoques convencionales de infraestructura dura para la seguridad costera, en vez de luchar contra la naturaleza con represas y diques, las trabajan con y a lo largo de la dinámica de la naturaleza”.

La premisa más acertada podría ser: “¿No es una mejor opción intentar identificar las causas origen del problema y de estas eliminar las que sean posibles para dar una oportunidad a recuperar el movimiento de arena y evitar más obras?”, conforme cuestiona el citado (más arriba) ingeniero Álvarez Del Rio.

Queda así sentada otras opciones que el departamento deberá considerar que van desde mitigar y restaurar o intervenir con obra física. Lo que no tiene dudas es que cada uno de los casos se deberá estudiar aisladamente para definir cuál será el derrotero a seguir.

 https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-2278544                                                                              

http://www.xn--elisleo-9za.com/index.php?option=com_content&view=article&id=18672:comunidad-desbloqueo-via-a-sound-bay-tras-jornada-de-dialogo&catid=66:anuncios&Itemid=111

http://www.xn--elisleo-9za.com/index.php?option=com_content&view=article&id=18643:acuerdos-con-la-comunidad-de-sound-bay-y-aledanos&catid=60:actualidad&Itemid=96

http://axisima.com/mitos-y-realidades-de-los-espolones-para-recuperacion-de-playas/

http://www.reefball.org/spanishhome.htm

https://www.cantabriaeconomica.com/sin-categoria/arrecifes-artificiales-frente-a-las-costas-cantabras/

 


Add this to your website
Última actualización ( Domingo, 19 de Enero de 2020 07:52 )