Songo le dio a Borondongo

Imprimir

OSWALDO.SANCHEZNi la Educación es noticia en esta comunidad ni a los medios atrae lo que pasa en el sector, aunque la importancia de la Educación en la vida de las personas y de las comunidades es innegable. Sin ella no hay progreso ni calidad de vida; tampoco esperanzas ni autonomía. Sin Educación no hay nada.

Por falta de Educación un grupo de países son llamados del ‘tercer mundo’, calificativo ominoso “acuñado en los años cincuenta para referirse a los países de Asia, África y América Latina poco avanzados tecnológicamente, con economía dependiente de la exportación de productos agrícolas y materias primas, altas tasas de analfabetismo, crecimiento demográfico galopante y gran inestabilidad política”.

La situación es tan inequitativa en nuestro país que bien pudiéramos decir que hay regiones o Departamentos que pertenecen a una “tercera Colombia”. Y es en esa inequidad que tienen cabida programas gubernamentales como ‘Ser Pilo Paga’ y el actual ‘Generación E’.

Sepultado ‘Ser Pilo Paga’, el programa educativo bandera del gobierno del ‘Todos por un nuevo país’, el actual gobierno lanza el suyo propio llamado ‘Generación E’, que “es una apuesta por la transformación social, que busca que más jóvenes de bajos recursos económicos accedan, permanezcan y se gradúen de programas académicos de educación superior, promoviendo la movilidad social del país y el cierre de brechas, en un marco de financiación sostenible y gradual”.

Y como para que no haya dudas, en boletín de prensa el MEN avisa que ya hay 15.456 jóvenes de todas las regiones del país, formando parte del componente de Equidad del Programa ‘Generación E’; a los que han de agregarse 2.784 beneficiados del componente de Excelencia en lo que va corrido del año, lo que suma 18.240 beneficiados.

De lo que se trata no es de romperle el espinazo al monstruo de la inequidad sino de paliar este pecado que clama al cielo, pues solo “se beneficiarán 320.000 estudiantes en el cuatrienio” de “los 32 departamentos del país, donde se determinarán los mejores puntajes académicos de las diferentes regiones; esto garantizará que jóvenes de toda Colombia puedan acceder a este programa”.

El Programa Generación E tiene tres componentes, así:

1. Componente: Equidad. Cubre el 100% del valor de la matrícula en una de las 61 Instituciones públicas de Educación Superior y sostenimiento para gastos académicos. El estudiante debe estar registrado en el SISBEN con un puntaje igual o inferior a 32.

2. Componente: Excelencia. Este componente pretende reconocer el mérito de todos los jóvenes bachilleres que se han destacado en los resultados de la Prueba Saber 11. El aspirante podrá acceder a una universidad o institución tecnológica o universitaria pública o a una universidad o institución privada; en el primer caso el gobierno cubrirá el 100% del valor de la matrícula semestral.

3. Componente: Equipo. Son recursos para funcionamiento e inversión que fortalezcan las 61 Instituciones Públicas de Educación Superior, en cumplimiento de los acuerdos del 26 de octubre de 2018 con los rectores del Sistema Universitario Estatal-SUE y de la Red de Instituciones Técnicas Profesionales, Tecnológicas y Universitarias Públicas, Red ITTU, y los del 14 de diciembre con representantes del movimiento estudiantil y profesoral.

Como dijimos arriba, ya hay 15.456 jóvenes del país, formando parte del componente de Equidad, entre los que se hallan 18 de nuestro Departamento y dos en el Componente de Excelencia. Sin embargo, ni como estímulo a nuestros bachilleres y familiares, ni como noticia, ni como gobierno el hecho mereció ser comentado y publicitado.

Para los medios tal vez sea más rentable escribir que “Songo le dio a Borondongo / Borondongo le dio a Bernabé/ Bernabé le pegó a Muchilanga / Le echó burundanga / Les hinchan los pies, Monina…” que contar que a 18 muchachos NN de este Departamento se les abre un mundo de oportunidades al poder acceder a estudios superiores.

Que el gobierno omita tal acontecimiento (en la cartera educativa hay una funcionaria, como dicen en el fútbol: de la cantera) es inadmisible. Que sea más importante publicar la foto de quienes quebrantan las leyes que la de quienes gozan de oportunidades para asir futuros mejores en esta sociedad tan llenas de tristezas y desesperanzas, eso sí duele y aparte el alma.

En otras regiones no es así. Por los medios conocimos que Sofía Arias de Manzanares, mejor SABER 11 (368) del municipio, es beneficiaria del Componente Excelencia. También, que 4.404 estudiantes de los municipios no certificados del Atlántico eran potenciales beneficiarios del componente Equidad. Pero aquí nada. Definitivamente la Educación no es noticia en nuestro medio.

BUENO ES CULANTRO. Se queja Juliana Martínez en su columna: “De vibradores, depiladores y trofeos” en vanguardia.com de “la discriminación que enfrentan cotidiana y sistemáticamente las deportistas mujeres”. ¿Qué dirán las deportista hombres?


Add this to your website