Ciclo Siete: "Un llamado a la acción ambiental"

Imprimir

ALEJANDRO.ZAPATAA propósito de la cumbre ‘Ciclo Siete 2018’ llevada a cabo recientemente en San Andrés, Alejandro Zapata Arango, fundador de la iniciativa y director de la compañía ‘Portafolio Verde’, dialogó con EL ISLEÑO sobre los retos de dicha comunidad y el norte al que le apunta. Conexión temprana con lo social y ambiental.

Del 31 de octubre al 2 de noviembre pasado, se desarrolló en San Andrés la segunda Cumbre de la Comunidad Ciclo Siete, organización que desde el año 2015 impulsa la Semana por la Sostenibilidad en Iberoamérica; un evento que anualmente se celebra en Colombia y otros 21 países.

Zapata Arango es Ingeniero Ambiental egresado de la Escuela de Ingeniería de Antioquia (EIA). La elección de esta carrera la tomó porque desde muy joven sus proyectos escolares estuvieron relacionados con temas medioambientales; además trabajó muy de cerca con comunidades vulnerables de Medellín, en la fundación social creada por su abuela, Beatriz Londoño.

Durante seis meses realizó su práctica universitaria en la empresa Colcafé del Grupo Nutresa, donde aprendió al máximo pero también reafirmó su ambición de tener una organización propia, que posteriormente ayudara a muchas más.

En 2002, luego de pasar por Nutresa, trabajó un periodo con los bananeros del Urabá; al poco tiempo, aplicó a una convocatoria que buscaba estudiantes que viajaran a Suecia –patrocinados por la Agencia Sueca de Cooperación Internacional– para hacer un semestre de estudio y un proyecto en materia de sostenibilidad.

“El aprendizaje fue grande sobre las prácticas de los suecos; en Escandinavia han sido muy responsables con su entorno y sus ecosistemas; además pude recorrer otras zonas de Suecia para conocer más de temas de naturaleza que me interesaban mucho”, recordó Zapata Arango.

Pero tal vez lo más relevante de este viaje, en palabras de este emprendedor, fue ver con admiración la facilidad con que sus habitantes montaban sus empresas con muy pocos recursos.

“Durante mi estadía, me alojé en el Centro de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Jönköping; allí, mis compañeros de piso eran unos suecos recién graduados que ya tenían su propia empresa con tan sólo un escritorio, un pendón y un computador. Así que me dije: si ellos lo hacen tan fácil, eso es lo que yo voy a hacer cuando vuelva a Colombia”, manifestó.

Inicia un sueño

Y así fue. A su regreso al país y luego de su graduación en 2004, Alejandro contactó a su ex compañero de universidad, Juan Esteban Muñoz Velásquez, para iniciar juntos la construcción de un ‘plan de negocios’ de lo que más tarde se convertiría en su empresa.

Con su proyecto empresarial ya estructurado, Zapata Arango y Muñoz Velásquez se presentaron a la convocatoria del Fondo Emprender impulsado por el Sena. Luego, durante el primer semestre de 2005, la incubadora de empresas ‘Créame’ aceleró su proceso de formalización y al recibir los recursos a mediados de ese año, nació la empresa Portafolio Verde, un 12 de julio del 2005.

Este sueño se consolidó ese mismo año, con el apoyo adicional de su universidad y de programas como ‘La Andi del Futuro’ y ‘Cultura E’ de la alcaldía de Medellín (impulsado por Sergio Fajardo Valderrama).

Cabe resaltar que Portafolio Verde es una organización que investiga, diseña, desarrolla, e implementa soluciones y estrategias para el Desarrollo Sostenible, mediante una innovadora gestión del conocimiento.

“Con una pasión enorme por hacer grandes cosas, empezamos a tocar puertas en entidades del sector público y privado, para acompañarlos en el desarrollo de temas sociales y ambientales. ‘Conservación Internacional’ fue nuestro primer cliente, y nos contrató para elaborar un ambicioso plan de negocios en Ecoturismo Comunitario”, explicó el empresario.

Nace ‘Ciclo Siete’

Esta comunidad iberoamericana nació a partir de un encuentro con la ex viceministra de Ambiente, Claudia Martínez Zuleta –promotora de los llamados ‘Mercados Verdes’ (hoy ‘Negocios Verdes’)–, durante la Feria Internacional del Medio Ambiente (FIMA) en 2012, a la que asistían los fundadores de Portafolio Verde.

“Ella nos recomendó que debíamos conocer el modelo de ‘Empresas B’, originario en los Estados Unidos; conformado por compañías cansadas de trabajar simplemente por una rentabilidad económica y que querían ir más allá, y que pretendían a través de su actividad, tener un propósito e impactar positivamente a la sociedad”.

Luego de esa charla, ambos emprendedores indagaron más al respecto y Portafolio Verde se certificó como ‘Empresa B’; sello con el que cuentan al menos 60 organizaciones más en el país, entre ellas Natura y Crepes & Waffles.

“Posteriormente, en 2013 me invitaron a representar a Colombia en el ‘World Champions Retreat’, un encuentro mundial de este tipo de empresas en la ciudad de Boulder (Colorado, EE.UU.). En ese entonces éramos apenas ocho compañías nacionales con dicha certificación”, agregó.

Una de las tareas propuestas por los fundadores de la comunidad ‘B’, fue que al regresar a su lugar de origen, cada asistente pensara cómo desde su empresa podía contribuir a los retos actuales en el mundo, saliéndose del ecosistema empresarial y dirigiéndose a otros públicos importantes para trabajar por la sostenibilidad del planeta.

Zapata Arango acepta que fue un reto grande, porque Portafolio Verde siempre había trabajado solamente con empresas y no con personas naturales, colegios, universidades o restaurantes, por ejemplo. Sin embargo, una nueva idea empezaba a gestarse…

“A finales de 2013 empecé a conversar con amigos, empresarios, periodistas, y otros conocidos, sobre la idea de crear una comunidad que le pensara a la sostenibilidad desde un rol en particular: como organización, hotel, familia, spa, como deportista”, dijo el empresario.

Con lo anterior ya establecido, lo que siguió fue definir las temáticas que serían sus ejes de trabajo: biodiversidad, movilidad sostenible, educación, diseño, organizaciones, estilos de vida saludables y cultura. Así nació Ciclo Siete en el año 2015 conectando a 22 países en el mundo.

Posteriormente, surgió ‘La Semana por la Sostenibilidad’, que fue la mejor manera de alinear la energía de muchas organizaciones y personas, en una actividad anual que para Ciclo Siete es considerada como ‘los olímpicos del desarrollo sostenible’, logrando cada vez más adeptos entre voluntarios, patrocinadores y negocios particulares; teniendo como herramienta fundamental el poder de los medios de comunicación y de las redes sociales que actualmente han ganado bastante terreno.

“Mirando hacia adelante”

Zapata Arango explica que la comunidad ha escalado a través de la conformación de mesas de trabajo voluntarias, “donde el que se sienta llega a trabajar y a mirar para adelante; no nos amarramos a los gobiernos, ni nos dedicamos a lanzar críticas. Para eso hay otros espacios”, afirma.

Así las cosas, los principios que mueven a Ciclo Siete son: generar conciencia, un fuerte llamado a la acción, poner como ejemplo las buenas prácticas que se estén dando a todo nivel e inspirar.

Al respecto de si existe un indicador o medida de qué tanto han calado los llamados a la conservación y a la sostenibilidad, anota que luego de varias investigaciones, la curva muestra una tendencia positiva, no con la velocidad que se quisiera pero sí se muestra un cambio en la conciencia ciudadana.

“Para avanzar necesitamos que el cambio comience desde la persona, porque creemos firmemente que no habrá solución del tema ambiental o de sostenibilidad, si no lo logramos un cambio desde el ser, que comience con hacer consciente por ejemplo, la necesidad de una buena alimentación ode adquirir estilos de vida saludable. Por eso la importancia de trabajar en el ser”, agregó.

San Andrés: anfitrión de la Cumbre 2018

Ha sido tal el compromiso de la Mesa Redonda de San Andrés, desde su adhesión a Ciclo Siete, que el Consejo Directivo decidió realizar su segunda cumbre nacional en la isla.

La decisión de realizar estos encuentros nacionales, surgió en 2017 cuando desde el Consejo Directivo nació la idea de reunirse en una ciudad con voluntarios, líderes y apasionados por el tema ambiental, en torno a los retos que se van presentando alrededor de la comunidad. La primera Cumbre se celebró en Cartagena, con participación activa de miembros de la Mesa Regional de San Andrés.

El propósito fundamental de la Cumbre, según Zapata Arango, es básicamente visualizar qué hacer con toda la buena energía que ha recogido la Comunidad Ciclo Siete y pensar lo que sigue de aquí en adelante para esta organización.

En el caso particular de San Andrés, “no venimos a hacer más diagnósticos sobre sus realidades, porque sencillamente no vale la pena; queremos que la isla pase la página, que las cosas sucedan; mirar hacia adelante y ver para dónde vamos, con todo el talento y la voluntad que tenemos a nuestro alrededor”.

Agenda de la Cumbre

-Las actividades arrancaron con un evento de networking el 31 de octubre, para conocer, reconocer y afianzar lazos entre los asistentes.

-El primero de noviembre se presentaron casos exitosos de cómo se ha construido y cómo seguir consolidando la comunidad, para el conocimiento de los que apenas se suman a ella y para compartirlo después con otras organizaciones. Adicionalmente se realizó un reconocimiento a los integrantes de la Mesa Regional de San Andrés, por su compromiso y liderazgo en las jornadas Ciclo Siete que se han desarrollado en la isla.

-Finalmente el viernes 2 de noviembre, se desarrolló una limpieza de playa en South End, con la participación de estudiantes de los colegios Antonia Santos y Luis Amigó y el apoyo de la empresa de aseo Trash Busters; además de un taller de educación ambiental en el mismo sitio.

 

 

 

 

 

 

 

* Agradecimientos a la Fundación Seaflower

 


Add this to your website
Última actualización ( Lunes, 12 de Noviembre de 2018 15:43 )