Club Kite Surf San Andrés, prepara futuros 'riders'

Imprimir

KITE.SURF

Jordy Timaná y Nicolás Ferro, experimentados_riders e instructores de Kite Surf en la isla, incursionan en la formación de un semillero de niños y niñas isleños para que sean los futuros kitesurfistas del deporte ‘de los vientos y el mar’ que tanta espectacularidad brindan a nuestras playas, así como al quehacer turístico y deportivo.

“Para nosotros es una gran motivación enseñarles lo que sabemos y es gratificante ofrecerles algo a estos niños que son el futuro, para que tengan la opción de motivarse con algo más en esta isla que carece de oportunidades, sobre todo para la juventud”, dijo Ferro.

Estos menores tienen grandes oportunidades ya que sus padres, trabajadores en diferentes oficios turísticos en la playa de Sprat Bight, los llevan allí luego de sus jornadas escolares para cuidarlos estrechamente y es aquí donde se vincula el Club Kite Surf San Andrés; porque de otra manera no contarían con los recursos económicos para la práctica de este deporte.

Esta iniciativa buscó apoyo en las secretarías de Turismo y de Deporte, así como de la empresa privada, para dar este paso más formalmente y poder lograr el objetivo de formar una liga deportiva que involucre jóvenes y adultos amantes de los deportes náuticos.

¿Cómo inició el Club?

Formar un semillero tenía años rondándoles en la cabeza a este par de_riders, que sentían pasión por enseñar más allá del emprendimiento que como jóvenes han forjado de esta afición por navegar.

El deseo de transmitir este deporte puede convertirse para estos pequeños en una profesión u oficio, como ya hemos visto en deportistas de élite como Riccardo Leccese, o los mismos Jordy y Nicolás, quienes viven de este gran talento.

El proyecto inició hace tres meses con 12 alumnos, entre niños y niñas hijos de lancheros, peinadoras y trabajadores de los almacenes cercanos. En este momento el club ya está organizado bajo todos los términos legales.

Generalmente van luego de sus jornadas académicas y al ver el colorido escenario de las cometas y el ambiente jovial que se respira, se dirigen a la carpa de los instructores; allí comienzan las preguntas, la transmisión de conocimientos acerca de la disciplina y de consejos útiles para su vida, como la importancia de dejar limpio el lugar.

Igualmente se ha vuelto la regla principal el adoptar un buen comportamiento y las malas palabras no son bienvenidas en el sitio.

¡Listos para el agua!

El Kite Surf es un deporte extremo pero es progresivo, por eso los niños van aprendiendo poco a poco; empiezan con prácticas en la playa, con cometas muy pequeñas o_trainers (como se les llama a las de práctica), hacen maniobras sencillas y sobre todo aprenden los métodos de seguridad.

“Como son niños de 6 a 12 años, se les enseña de forma muy distinta a un adulto: todos ya han entrado al agua, han aprendido a estirar las líneas, y van aprendiendo a armar la cometa. Esto se hace repetitivamente para que se vuelva un mecanismo fácil para ellos; hay dos de ellos que ya se están parando en la tabla y cada vez aprenden diferentes cosas”, manifestó entusiasmado Timaná.

Los días 11, 12 y 13 de julio, se está programando el segundo ‘Progression Championship’ (Big Air-Downwind) en las playa de Sprat Bight; evento para el que están convocados desde ya futuros visitantes y residentes amantes de este deporte.

Más información a través del correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla


Add this to your website
Última actualización ( Miércoles, 22 de Mayo de 2019 09:18 )