Primeros resultados de la Misión de Sabios en el país

Imprimir

MISION.SABIOS

El pasado 7 de diciembre en el Centro de Convenciones Ágora (Bogotá), el presidente Iván Duque recibió el informe de la Comisión de Sabios que marcará la ruta en educación, ciencia y tecnología para los próximos 25 años. El mismo día, el primer mandatario firmó el decreto que crea el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, en reemplazo de Colciencias.

Dicha cartera ministerial, primer resultado de la Misión de Sabios, está respaldada por la Ley 1951 de 2019 e incluirá dos viceministerios: uno de Conocimiento, Innovación y Productividad; y otro de Talento y Apropiación Social.

Como se recordará, la Misión Internacional de Sabios fue conformada en febrero de este año y está integrada por 45 expertos nacionales y extranjeros; fue gestada por la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, y es coordinada por el Ministerio de Educación, Colciencias y el Icetex.

Algo de historia

Hace algunos años, cuando al científico Rodolfo Llinás le preguntaron por la conveniencia de crear un Ministerio de Ciencia, contestó: “No me parece importante, me parece esencial”. Por eso el nacimiento de esta cartera, el día que la Misión entregó su informe, tiene tanto significado para los integrantes de la Comisión.

Con la decisión del Gobierno, el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias) se transforma. Esta entidad fue creada en 1968 por Carlos Lleras Restrepo, y ha liderado la investigación y desarrollo en el país.

Ahora, como ministerio, deberá dirigir la política y el sistema de ciencia, tecnología e innovación de Colombia. “Colciencias necesitaba una nueva oportunidad para hacer las cosas mucho mejor, y es ésta”, señaló su director, Diego Hernández, al conocer la noticia.

Sostenimiento

MISION.SABIOS02

Si bien la noticia ha provocado reacciones positivas, hay quienes se preocupan por su financiamiento; de hecho, el informe de la Misión de Sabios hace especial hincapié en este punto, resaltando que al menos un 1,2% del producto Interno Bruto (PIB) se debe invertir en investigación.

El financiamiento de la ciencia, tecnología e innovación en Colombia –dice el documento– ha sido crónicamente bajo y es el principal cuello de botella para su desarrollo.

No obstante, el director Hernández anotó que: “La entidad cuenta con 392.000 millones de pesos para 2020, de los cuales 90 por ciento son para inversión; es decir, 26.000 millones para funcionamiento. Lo que ha dicho el presidente, y está anunciado en el Plan Nacional de Desarrollo, es que queremos llevar la inversión al 1,5% del PIB, que representa 16,2 billones de pesos”.

Adicionalmente, Ecopetrol, anunció que destinará 30 millones de dólares en tres años para proyectos de investigación y desarrollo, trabajo colaborativo con universidades y centros especializados. El ministerio deberá lograr que otras empresas destinen más recursos como esos en el mediano plazo, aseguran varios expertos.

Por otro lado, el nuevo organismo es apenas un paso. Los sabios aseguran que se necesita un sistema de gobierno de la ciencia mucho más extenso, en el que la nueva cartera oficiará “como un director de orquesta”. También proponen crear un consejo nacional de política de ciencia, un consejo científico nacional y una agencia ejecutora.

(Con información de Semana.com)

.