Las isla que hallará el presidente Iván Duque

Imprimir

En su primer viaje oficial como jefe de Estado, el presidente Iván Duque Márquez arribará a San Andrés cumpliendo un compromiso anunciado el mismo día de su victoria electoral. “El 8 de agosto amaneceré en la isla reafirmado la soberanía territorial de nuestro archipiélago”, advirtió entonces. Salud, inseguridad y conectividad, algunas de sus prioridades.

El mandatario asumirá entonces este miércoles una visita cargada de expectativas. Por un lado la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya está a meses de producir nuevos fallos que podrían afectar la soberanía colombiana, y por el otro, las islas padecen una grave crisis que afecta, incluso su estabilidad institucional.

En afecto, cuando anunció su viaje ya había estallado la crisis de salud en el archipiélago –que derivó en la suspensión disciplinaria del gobernador Ronald Housni– y buscó mandar un mensaje solidario y esperanzador a todos los isleños, reafirmando, de paso, su posición frente al fallo de la CIJ en 2012 y subsiguientes.

Inseguridad y Cable Submarino

También se ocuparía, dijo entonces, de la creciente inseguridad que el año pasado tuvo el índice más alto de homicidios de su historia, y de la reconocida insuficiencia de cobertura del Cable Submarino instalado en 2010 por la firma Energía Integral Andina a un costo 54.340 millones de pesos, entre otros temas.

Sin embargo, los isleños le presentarán al nuevo mandatario una radiografía más amplia y pormenorizada de la situación en las islas, que incluye los problemas de la alta densidad poblacional; la incapacidad en la  prestación de servicios sanitarios (acueducto y alcantarillado) y el  creciente deterioro ambiental, entre otros.

Estos temas fueron planteados en varias mesas de trabajo convocadas para tal fin. En dichos talleres se abordaron, además, problemáticas relacionadas en áreas como economía, cultura, gobierno, y desde luego la salud, el problema más apremiante de las islas.

Salud ¿crisis sin salida?

Al respecto, por estos días la IPS Universitaria de Medellín, entidad responsable del manejo de la red de salud pública en el archipiélago, está próxima a entregar (en octubre) los dos hospitales –uno en San Andrés y otro en Providencia– en medio de una crisis de prestación de servicios sin precedentes.

Pagando millonarias sumas en concepto de multas por cuenta de los organismos de control y ante una reprobación general por su deficiente accionar, sin insumos médicos y con una nómina cada vez más exigua de profesionales de la Salud; el sistema escogido entró en crisis y se plantea la renovación total del modelo.

Bajo esta premisa, y como resultado de las Mesas de Trabajo adelantadas, los recién posesionados representantes a la Cámara, Elizabeth Jay-Pang (Liberal) y Jorge Méndez (Cambio Radical), de la mano del gobernador (encargado) Alain Manjarrés expresaron su compromiso de llevar la vocería de la comunidad ante el presidente Duque Márquez.

También lo harán por su cuenta y a su turno, los gremios económicos y la autoridad Raizal.

Así las cosas, el nuevo mandatario se estrenará en un Departamento en crisis, sobre-poblado y sobre-diagnosticado que, a pesar de la millonaria inversión estatal del Plan Archipiélago, no ha podido solucionar sus problemas perpetuos de salud, saneamiento básico, deterioro ambiental y, en los últimos tiempos, el invitado menos deseado en un destino turístico: la inseguridad.

 


Add this to your website
Última actualización ( Miércoles, 08 de Agosto de 2018 04:44 )