Home Opinión Columnas ¿Fallo del 2012, Nicaragua vs Colombia, fue Salomónico?
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

banner_Welcomw6622.jpg

¿Fallo del 2012, Nicaragua vs Colombia, fue Salomónico?

Correo Imprimir PDF

Puede ser una imagen en blanco y negro de 1 persona, sonriendo y anteojos

Según la Biblia en 1 de Reyes 3:16-28, un día dos mujeres se presentaron ante el Rey Salomón, una de ellas dijo: “Su Majestad esta mujer y yo vivimos en la misma casa, hace poco mi bebé nació en casa, tres días después nació el de ella. Estuvimos solas en casa...

... Una noche cuando dormíamos ella se acostó sobre su hijo y él murió; cuando yo todavía dormía, ella se despertó y cogió a mi hijo de mi cama, lo puso en su cama y puso a su bebé muerto a mi lado en la mía. En la mañana me desperté a alimentar a mi hijo, vi que estaba muerto, pero cuando lo miré sabía que no era mi hijo”. “¡No!” gritó la otra mujer. “Él era tu hijo, mi bebé está vivo”. “El bebé muerto es suyo”, gritó la primera mujer. “¡El mío está vivo!”

Discutieron frente al Rey Salomón, hasta que finalmente dijo Su Majestad: “Ambas dicen que son la mamá del bebé que está vivo. Traedme una espada”. Le llevaron una espada a Salomón y él dijo: “cortar al niño por la mitad, de tal manera que cada una pueda obtener parte de él”. Por favor, no mate a mi hijo”, gritó la mamá real del bebé, “Su Majestad, amo a mi hijo muchísimo, entrégaselo a ella, pero no lo mates”.

La otra mujer gritó: “córtalo en dos, para que ninguna sea dueña de él”. Entonces el Rey miró a la primera mujer y dijo “ella es la verdadera madre, entrégale el niño.”

Se ve claramente que en la decisión del caso, no hubo perdedoras, porque en primer lugar, la mamá verdadera no perdió a su hijo; en segundo lugar, la falsa mamá no perdió nada porque al fin y al cabo, ella no era la mamá del bebé vivo. Es decir, no pudo perder lo que no había tenido. El Rey falló en beneficio de la vida y la protección idónea del niño.

En el año 2012, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya, falló a favor de Nicaragua en una demanda sobre la soberanía de las islas, quitándole al archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina aproximadamente 75.000 kilómetros cuadrados de sus mares y respaldó la soberanía de Colombia en el archipiélago.

En el segundo fallo, con una votación de 13 contra 4, el 21 de abril del 2022, La CIJ rechazó la petición con la que Nicaragua pretendía extender su plataforma continental más allá de las 200 millas marinas.

Algunos altos funcionarios, al terminar de escuchar la lectura del primer fallo se apresuraron a decir que dicho fallo fue salomónico. De allí surge la siguiente pregunta: ¿El primer fallo de la Corte Internacional de Justicia de la Haya en contra de Colombia fue salomónico? Algunos internacionalistas dirían que sí, pero a mí juicio no lo fue porque en el veredicto del Rey Salomón no hubo perdedores, en tanto que en ambas decisiones de la CIJ los hubo: lo que Nicaragua ganó en el primer fallo, fue exactamente lo que Colombia perdió. Es decir, esto fue un juego de suma cero.

La(s) decisión(es) de la CIJ puede(en) llegar a ser salomónicas, si le añadimos el ingrediente de la cooperación. Es decir, poner a los raizales a negociar con sus hermanos de las Regiones Autónomas del Caribe en Nicaragua a promover la integración a través del comercio internacional, de tal manera que los fallos, especialmente, el primero se vuelvan juegos de sumas positivas. Es a través de las relaciones comerciales entre los hermanos de los países vecinos que los fallos de la CIJ se pueden convertir en fallos salomónicos.

Por eso, considero, que debemos aprovechar de la buena intención de nuestro presidente, Gustavo Petro Urrego, en poner a los raizales a negociar con Nicaragua y otros países del Caribe, para convertir los fallos en salomónicos.

La CIJ dejó las puertas de la negociación abiertas, pero somos nosotros los que debemos prender la máquina de la negociación para convertir dichos fallos en salomónicos, con el fin de aprovechar las ventajas comparativas y de esta manera, todos ganar.

Por último, se recomienda utilizar el ‘poder con’ y no el ‘poder sobre’ en estos acercamientos a la mayor brevedad posible. A través de la integración, es decir, de la cooperación internacional, es que podremos ver los resultados positivos de estas ‘salomónicas’ determinaciones.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla  

Última actualización ( Sábado, 29 de Junio de 2024 10:59 )  

Welcome Caribe

Elisleno210_-_1.jpg

Welcome215_-_1.jpg

BANNER-LATERAL-WELCOME.jpg

Indicadores Economicos

Translate this page

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


CASABLANCA.CUADRADO

REVISTA_WELCOME_Mesa_de_trabajo_1_1.jpg

WhatsApp_Image_2024-06-06_at_7.32.39_AM.jpeg

DoIt.jpg

SOPESA.BANNER.NUEVO01.jpeg

GESA NIFF02