Home Opinión Columnas ¿Cómo la queremos?
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

101.cuarentena.jpg

¿Cómo la queremos?

Correo Imprimir PDF

EDUARDO.GARCIA.jpg

Desde hace años hablamos de la necesidad de tener una Cartagena nueva, más igualitaria, menos fraccionada, donde la pobreza y la miseria no sean la vergonzante bandera que hoy la distingue, capaz de lograr un desarrollo que riegue sus beneficios a toda su población ahora más necesitada que nunca. Una ciudad que privilegie la educación de calidad, la salud, el medioambiente, la cultura, el empleo, la vida digna y combata la desigualdad, la discriminación, la falta de oportunidades, el delito en todas sus manifestaciones.

Se trata de una transformación total que requiere tiempo, planeación, inversión y compromiso a toda prueba para trabajar de manera armónica en una sola dirección, sin desmayo y con decisión. Ese cambio es más necesario ahora que el coronavirus ha traído calamidades y mostrado en su cabal dimensión la vida real de la ciudad. Somos más pobres, desordenados y necesitados de lo que creíamos, vivimos en una ciudad de ilusión soportada en la historia y la grandeza pero la realidad es otra muy distinta, llena de penalidades y vergüenzas.

Seguir la senda que traíamos sería un contrasentido y demostraría que no hemos aprendido la lección. Cartagena necesita un giro radical que solo puede lograrse cultivando una nueva mentalidad, individual y colectiva, con dirigentes comprometidos y visionarios, capaces de enfrentar los nuevos retos y una comunidad dispuesta a tomar las riendas de su propia transformación que implica sacrificios y cambios drásticos en su comportamiento y toma de decisiones. Se requiere grandeza, una nueva cruzada que lleve nuestra sociedad a un estadio superior cuya base se sustente en la inteligencia, la educación, el conocimiento, el reconocimiento de lo propio como patrimonio cultural edificante no símbolo de lo burdo, lo grotesco, lo ultrajante, lo pendenciero que se ha impuesto.

En este proceso cada quién tiene un papel específico que cumplir, desde el más sencillo hasta el más difícil pero nadie podría sustraerse a su compromiso a menos que quiera, de manera consciente, estar fuera del llamado de los intereses generales en procura de una vida digna. Se requiere una política pública consistente y el apoyo decidido del sistema educativo, la academia, el empresariado, los gremios, los medios de comunicación, la dirigencia intelectual, cívica y comunal para impulsar la tan anhelada transformación de la ciudad. Es un proceso de largo aliento, materializable en el mediano y largo plazo. Cambiar paradigmas no es fácil. En 2033, cuando Cartagena celebrará 500 años de fundación, sería una buena fecha para mostrar resultados.

Última actualización ( Sábado, 20 de Junio de 2020 10:08 )  

Translate this page

Welcome Caribe

Elisleno171 1

Welhome189.PORTADA

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


CASABLANCA.CUADRADO

DOITCENTER.AIRE

DECAMERON

TRASH BUSTERS

SOPESA.5

GESA NIFF02

CHICKEN.HOUSE22