Home Opinión Columnas La no reubicación es una tragedia anunciada
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

mintic.08.09.2020.0002.jpg

La no reubicación es una tragedia anunciada

Correo Imprimir PDF

JORGE.GARNICACon un proyecto de este calibre estamos legitimando nuestra historia y nuestra cultura; sería una real revolución con la sola pólvora de las ideas y, además, se iniciaría una profunda transformación de todas las estructuras sociales y económicas de nuestra ínsula.

Porque estamos encarando, todos, hoy por hoy, una situación difícil, complicadísima en San Andrés. Entonces, ¿por qué no aprovechamos el momento, la ventaja de oportunidad, para iniciar un grande proceso para una verdadera solución de la problemática local…

La reubicación decente y con dignidad de las 30.000 personas de las cuales hemos estado hablando ya hace más de 10 años, en vez de metáforas grandilocuentes e ilusorias propuesticas. Terminemos de una vez con la boba tolerancia pasiva, auspiciada por mentes y poderes perversos. Hagamos historia. No nos contentemos con que otros hagan nuestra historia; somos los responsables de nuestro común destino. ¡Asumamos esa responsabilidad!

Eso sí sería enfrentar seriamente el problema estructural de San Andrés: la sobrepoblación. No hacer esto-is to beat around the bushes, again; es creer que las oraciones van a ser suficientes; es echarle agua tibia a la grasa cuando lo que se necesita es agua hirviendo; es no ser responsable con las generaciones presentes y futuras; es la continuación macabra de danzas epilépticas con los mismos viejos y rancios discursos; es seguir pensando en esconder debajo de la mesa del diálogo el error y el horror de la tragedia de San Andrés.

Es, también, continuar con la vieja encalladura del barco, esperando una alta marea que nunca va a llegar (o quizás, sólo tal vez, que el Covid19, sea esta esperada marea alta) pudiendo sacarlo a flote con un poco de coraje, y del deber por cumplir, dejando atrás la vetusta cobardía; es continuar ignorando las largas filas y ya no soterradas tristezas sin límites de todos; es propender aún hoy por mirar las formas, en vez del verdadero contenido y el fondo del trágico tejido social de las islas;

Es, por último, insistir en mirar la engañosa superficie, poniendo a un lado, irresponsablemente, la real situación de San Andrés e ignorando las profundas aguas subterráneas que están dislocando y socavando todas sus posibilidades de progreso real y sostenible; es no creer, erróneamente, que somos capaces de conjugar la brillante imaginación con el saber otorgado por la experiencia sana, juiciosa y sabia.

Porque los que niegan la impuesta realidad de la sobrepoblación, indudablemente, no tienen en cuenta a los que soñamos con un futuro cercano mejor, y tampoco tienen como prioridad el bienestar de las gentes buenas de San Andrés sino, equivocadamente, la ilusión de un bienestar individual y tribal.

Por tanto, el día que se tome la necesaria decisión de esta reubicación y confío que podría estar cerca dada las circunstancias actuales, y por esta ventana de oportunidad entregada infortunadamente por el Covid19, quiero creer que las fuerzas sociales, civiles y políticas (gobernador, diputados y representantes a la Cámara), que todos deberíamos respaldar sin reticencia alguna, esta estrategia de salvación a un pueblo que un día conocía el valor y el significado de bienestar integral.

--------------------

Este artículo obedece a la opinión del columnista. EL ISLEÑO no responde por los puntos de vista que allí se expresen.

 

Última actualización ( Lunes, 25 de Mayo de 2020 17:31 )  

Translate this page

Welcome Caribe

Welcome.192.jpg

Elisleno173PORTADA

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


COMUNICACIONES.CONTRALORIA02

CASABLANCA.CUADRADO

DOITCENTER.AIRE

BANCO.REPUBLICA.SEPTIEMBRE.jpg

DECAMERON

TRASH BUSTERS

SOPESA.5

GESA NIFF02