Home Ambiental Ambiental La gran lección de Little Reef
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

mintic.08.09.2020.0002.jpg

La gran lección de Little Reef

Correo Imprimir PDF

submarinas01.jpg

Si algo tenemos más claro que las cristalinas aguas de este mar, es que nada tendría que volver a ser igual a la manera imprudente en la que hemos tratado nuestros ecosistemas, recursos marinos, sitios ecoturísticos, nuestras-Áreas Marinas Protegidas… A ningún ecosistema que coexista en la frágil Reserva de Biosfera Seaflower y su biodiversidad.

Cuando se levante la ‘Cuarentena’, los isleños correrán a meterse al mar pues a todos les hizo mucha falta. Volverán las embarcaciones a zarpar, los lugares se llenarán de gente, pero debemos recordar que mientras no estuvimos, le quitamos una carga pesada a cada sitio y en retribución lució majestuoso. Esto es lo divino de vivir en un paraíso.

La Bahía de San Andrés, brilla soberana. Se apagaron los centenares de motores y las lanchas que usualmente rompen la velocidad, el tiempo y el sonido, dejaron ver con más claridad el Haynes y Rose Cay, opacados anteriormente por ese barullo que ya no está.

A ellos se llegará ahora sin prisa, traspasando más prudentes las diáfanas franjas que separan los siete colores del mar. Las rayas no se alimentarán más de harinas y la manipulación a la que eran sometidas cesará.

Como nunca antes el Parque Regional Johnny Cay, manifestó la magia que hay en su silencio. Inalterable, conmovedor, sin el peso usurpador de las huellas circundando pretensiosas, dañinas, bulliciosas, pisando incautas su fuente. Las iguanas verdes que habitan allí, si se salvan, serán principales testigos de esto.

Atesoremos en la memoria la línea blanca en el horizonte, de espumosas olas que contentas y caprichosas juegan en la Barrera Mayor, morada de corales y peces, que viven en perfecta armonía. Este ecosistema resiste y persiste, para hacernos el Gran Favor de proteger la vida de los isleños.

Hagamos un pacto de amor por el santuario Little Reef, atolón interno abundante de peces, corales centenarios, avistamientos, hogar guardería y de paso, de muchas especies que si les permitimos crecer, no tendríamos que seguir lamentando escases y la soberanía alimentaria no estaría echado a la suerte.

Los recién nacidos

submarinas02.jpg

En Little Reef, además crecen como criaturas con prisa, pero jubilosas, las colonias de corales Cuerno de Ciervo (Acropora cervicornis), trasplantadas hace menos de un semestre a través del programa Banco2, de Coralina, la Gobernación y Corales de Paz, para recuperar los arrecifes que ha ido deteriorando la arrolladora actividad turística a la que veníamos incautamente acostumbrándonos.

Datos brindados por el Secretario de Turismo, Sebastián Ospina Archbold, revelan que en el año 2019 entraron al archipiélago 1.030.772 personas entre nacionales y extranjeros y para el primer trimestre antes de la pandemia por el Covid 19, la cifra cerró en 282.241 mil.

Una cifra para considerar entre todos, ya que estos lugares han tenido un corto pero merecido descanso y recuperación, que de otra manera no lo hubiéramos considerado ni entendido.

Apreciar, cuidar, proteger y resguardar esta belleza depende de los ojos de quién los mire, solo así sabremos si hemos aprendido la lección que nos está dando la magnífica naturaleza que nos muestra en quietud este paraíso, en los días en que no estuvimos todos en el mar. 

FOTOS: MIGUEL GÓMEZ

Última actualización ( Miércoles, 20 de Mayo de 2020 16:13 )  

Translate this page

Welcome Caribe

Welcome.192.jpg

Elisleno173PORTADA

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


COMUNICACIONES.CONTRALORIA02

CASABLANCA.CUADRADO

DOITCENTER.AIRE

BANCO.REPUBLICA.SEPTIEMBRE.jpg

DECAMERON

TRASH BUSTERS

SOPESA.5

GESA NIFF02