Home Otros Actualidad La ‘facturación electrónica’ y el precario internet de las islas.
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

BANNER.ISLEÑO

La ‘facturación electrónica’ y el precario internet de las islas.

Correo Imprimir PDF

conectividad02.jpg

El nuevo modelo de facturación electrónica no es más que la digitalización de la factura física. Es un documento que soporta transacciones que operativamente tienen lugar a través de sistemas, permitiendo el cumplimiento de las características y condiciones en relación con la expedición, recibo, rechazo y conservación.

En Colombia esta medida se adoptó en el 2015, a través del Decreto 2245 de ese año. Sin embargo, a la fecha solo los grandes contribuyentes están obligados a utilizarla. En San Andrés, son pocos los comerciantes que ya están haciendo uso de ella. El objetivo principal es masificar el uso de la factura electrónica en Colombia. Esto representa para las empresas, al fin y al cabo, una disminución del costo de facturación, además de una contribución a la protección y conservación del medio ambiente.

En diálogo con EL ISLEÑO, el Presidente de la Insular Accountat Associations (IAA), Guillermo Mora, ‘desmenuzó’ en qué consiste el modelo de facturación electrónica que, a su juicio, aún no tiene una cabida eficiente en San Andrés. Lo anterior debido que esta herramienta nace con el propósito de no “demorar mucho la recolección del IVA, que es uno de los impuestos reina de cualquier gobierno”.

Sostiene que, de esta manera, se organiza al comerciante, pues se agilizan y optimizan las transacciones, como “cuando uno hace una venta por datáfono, que la factura va directamente a los entes de control; claro está con la posibilidad reversar esa transacción si te equivocas, independiente si fue débito o crédito”.

La bendita conectividad

La imagen puede contener: 1 persona, gafas
El gran inconveniente del modelo, al menos para el caso concreto en San Andrés y Providencia, es la precaria conectividad de internet en el Archipiélago que ha generado la inconformidad y poca capacitación como tal del comercio.

Por esta razón –afirma Mora– así como se debería entender que la facturación electrónica es un mecanismo de control, lo que de por sí presenta un gran beneficio, el Gobierno debería entender que hay ciertos lugares del país donde podría generar serios inconvenientes.

De hecho, a pesar de la brega de la IAA por elevar el debate de la facturación electrónica a las esferas del alto gobierno, dicho esfuerzo no ha tenido eco en el liderazgo local, ni político ni gremial. En efecto, "la Asamblea Departamental y la Cámara de Comercio, por citar solo dos ejemplos, han mostrado apatía frente al tema", reveló Mora.

Además, la facturación electrónica también podría contrariar al consumidor, pues para su elaboración es necesario entregar algunos datos previos: identificación, NIT, RUT, email y dirección. Elementos que, fuera de la precaria conectividad, muchos podrían ver como innecesarios o engorrosos de suministrar, si se trata, por ejemplo, de una compra pequeña.

Redondeando su exposición, el presidente de los contadores asociados advierte que si bien la facturación electrónica tiene muchos pros, como la optimización de los trámites y la conservación del medio ambiente, con el estado actual de las comunicaciones en las islas, no están dadas las condiciones.

Más, sin embargo, dejó abierta una puerta: “No estar de acuerdo con la utilización del modelo en el momento, no implica que estar en contra, solo exige las condiciones necesarias para poder implementarlo de la mejor manera”.

Expectativa

En un reciente taller de inducción sobre el tema, adelantado por la Cámara de Comercio de San Andrés y Providencia –en el que se plantió esta misma problemática–, se conoció que para el próximo mes de marzo se presentaría el ingreso de un nuevo operador que brindaría un servicio de internet eficiente y confiable. Sin embargo, los participantes, casi al unísono se formularon la misma pregunta: “Quién garantiza que no vayamos a tener el mismo problema que tuvimos con los demás operadores?". Amanecerá y veremos.

 

 

 

 

En Colombia esta medida se adoptó en el 2015, a través del Decreto 2245 de ese año. Sin embargo, a la fecha solo los grandes contribuyentes están obligados a utilizarla. En San Andrés, son pocos los comerciantes que ya están haciendo uso de ella.

El objetivo principal es masificar el uso de la factura electrónica en Colombia. Esto representa para las empresas, al fin y al cabo, una disminución del costo de facturación, además de una contribución a la protección y conservación del medio ambiente.

En dialogo con EL ISLEÑO, el Presidente de la Insular Accountat Associations (IAA), Guillermo Mora, ‘desmenuzó’ en qué consiste el modelo de facturación electrónica que, a su juicio, aún no tiene una cabida eficiente en San Andrés. Lo anterior debido que esta herramienta nace con el propósito de no “demorar mucho la recolección del IVA, que es uno de los impuestos reina de cualquier gobierno”.

Sostiene que, de esta manera, se organiza al comerciante, pues se agilizan y optimizan las transacciones, como “cuando uno hace una venta por datáfono, que la factura va directamente a los entes de control; claro está con la posibilidad reversar esa transacción si te equivocas, independiente si fue débito o crédito”.

La bendita conectividad

La imagen puede contener: 1 persona, gafas

El gran inconveniente del modelo, al menos para el caso concreto en San Andrés y Providencia es la precaria conectividad de internet en el Archipiélago que ha generado la informalidad y poca capacitación como tal del comercio.

Por esta razón –afirma Mora– así como se debería entender que la facturación electrónica es un mecanismo de control, lo que de por sí presenta un beneficio, el Gobierno debería entender que hay ciertos lugares del país donde podría generar algunos problemas.

De hecho, a pesar de la brega de la IAA por elevar el debate de la facturación electrónica a nivel del alto gobierno, dicho esfuerzo no ha tenido tampoco suficiente eco del liderazgo local, ni político ni empresarial.

Además, la facturación electrónica también podría contrariar al consumidor, pues para su elaboración es necesario entregar algunos datos previos: identificación, NIT, RUT, email y dirección. Elementos que, fuera de la precaria conectividad, muchos podrían ver como innecesarios o engorrosos de suministrar, si se trata, por ejemplo, de una compra pequeña.

Posición y medidas

Si bien la facturación electrónica tiene muchos pros, como la optimización de estos trámites y la conservación del medio ambiente, el presidente de IAA estima que aún no están dadas las condiciones.

“No estar de acuerdo con la utilización del modelo en el momento, no implica que estar en contra, solo exige –reitera Mora– las condiciones necesarias para poder implementarlo de la mejor manera”.

Tanto que en el reciente taller de inducción adelantado en la Cámara de Comercio de San Andrés y Providencia, se conoció que para el próximo mes de marzo se espera el ingreso de un nuevo operador que brinde un servicio de internet eficiente y confiable. Sin embargo –concluyó Mora– “nadie garantiza que no vayamos a tener el mismo problema que con los demás operadores actuales”.


Add this to your website
Última actualización ( Viernes, 14 de Febrero de 2020 15:45 )  

Translate this page

Welcome Caribe

Welcome185

elisleno166-1.jpg

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


CASABLANCA.CUADRADO

DO.ITCENTER

CHICKEN.HOUSE22

GESA.NIFF

DECAMERON

TRASH BUSTERS

FARO.2002

PELICANO

SOPESA.5