Home Opinión Columnas Beautiful San Andres
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

BANNER.ISLEÑO

Beautiful San Andres

Correo Imprimir PDF

HAROL.BUSH2Cecilia Francis interpreta las emociones de los isleños y los cambios en las islas como nadie, con una simple canción que nos obliga a reflexionar sobre muchas cosas. ¿Qué somos, de dónde venimos y hacia dónde llevamos a nuestras islas?

Los isleños somos una mezcla étnica resultado de un continuo proceso histórico de viajes e intercambios que han llevado a una consolidación cultural por ‘creolización’ desde finales del siglo XVIII con la llegada a Providencia de Francis Archbold. Es un proceso que no para y hasta se ha profundizado en los últimos sesenta años.

Las diferencias que identifican a todos nos enriquecen y la historia nos ha enseñado de que lo más importante es el sentido de pertenencia y de compromiso con un lugar, no el origen de cada cual.

Las interacciones culturales se dan desde tiempos inmemorables pero con mucha fuerza desde hace 7 siglos con dos viajeros exploradores a la China: el mercader veneciano Marco Polo y el intelectual marroquí de Tánger, Ibn Battuta. Cambiaron el mundo para siempre porque acercaron culturas y abrieron caminos comerciales. El lugar de las islas en la historia y su poblamiento ha sido un legado de los dos. La odisea de Battuta está maravillosamente descrita en ‘Travels with a Tangerine’ (‘Viajes con una Mandarina’).

Otro legado de los dos –y en especial de Battuta– es la importancia de la sólida base etno-cultural de un sitio frente a cambios y adiciones, respetando siempre las identidades y los derechos de cada miembro de una comunidad.

El poder de una canción

También la importancia de un sentido de pertenencia y de apreciación de un lugar, su gente, sus costumbres y su lengua, que generen acercamientos y no marcan divisiones, como ha sido el caso hasta ahora del inglés creole. Su uso generalizado y la del inglés estándar acercaría más y traería beneficios a los no raizales porque es herramienta indispensable para trabajar en las islas o afuera.

‘Beautiful San Andrés’ traspasa fronteras étnicas en San Andrés.

Cuando todos nos hacemos muchas preguntas sobre qué es ser isleño y hacia dónde vamos los isleños y las islas, el muy merecido homenaje a la maestra Cecilia Francis Hall por esta hermosísima canción llegó en un momento muy oportuno.

Es una canción de nostalgia con protesta que moja los ojos. Obliga a preguntar sobre la naturaleza y contenido de la identidad del isleño, así como su compromiso y obligación con su isla. Indirectamente, nos plantea que debemos hacer más por ella, por su hermosa naturaleza y por su cultura tradicional.

Su poderoso mensaje invita a abrazar de nuevo a San Andrés y a su cultura, algo que cuando muchos llegaron –y aún llegan– ha servido para entender lo que es ser isleño y porqué vale la pena llamar a la isla su casa. Por eso ‘take me back to my San Andrés’ lo pedimos todos.

‘Beautiful San Andrés’ es un ‘China Closet’ y un baúl emocional bien cargado, un llamado de auxilio para que nos devuelvan a nuestro San Andrés de antaño, pero también para que hagamos más para recuperar por lo menos una semblanza de lo que fue.

Con crecientes tensiones sociales y divisiones políticas a lo largo de líneas étnicas, sumadas a los eternos problemas… La tarea subyacente que propone esta inolvidable melodía es ahora más urgente, como lo es también asegurar unidos una identidad isleña y un mayor compromiso con la isla.

Mirada universal

No somos los únicos con problemas que ponen en peligro la supervivencia étnica o identidad de un pueblo. Estoy en Asía, una región pujante que exuda progreso. Pero, aunque en constante cambio, siempre vuelve a sus raíces, esencial para su identidad y unidad nacional, y las utiliza para moldear esos cambios y evitar ser abrumada por ellos.

Combina lo moderno con lo antiguo que la ha identificado por siglos. Todo ello lleva a una mayor cohesión social, un sentido de pertenencia y ganas de triunfo basado en un orgullo nacional o regional. En las islas podemos aprender de ellos.

Este viaje también me acerca a nuestros antepasados chinos y a una cultura que ayudó a moldear nuestra identidad y cultural caribeña-anglo-africana-raizal, que me provee de un poderoso radar cultural que me permite identificar y disfrutar similitudes. La cercanía histórica y cultural enriquece el viaje, porque todo es familiar pero a la vez distinto.

De niño y adolescente hacía este viaje a través de objetos en nuestro ‘China Closet’, una enciclopedia y mapas, como el trazado por los viajes de Marco Polo.

Viajar ayuda a poner en perspectiva los dilemas del archipiélago. Une pueblos, nutre culturas, y abre la mente. El proverbio árabe ‘quien vive ve, quien viaja ve más’, es una invitación a abrir nuestros mundos y visiones a los de otros, y aprender otros.

Los raizales evocamos un pasado histórico y cultural para entendernos mejor para así proteger nuestros espacios y contenidos, pero no como forma de separación y superación cultural frente a otras comunidades isleñas.

La canción de Francis nos indica un camino para lidiar con este y otros dilemas isleños. Aporta parámetros de entendimiento y de distensión: volver al San Andrés de antaño que fue construido por muchos pero con respeto a una identidad anglo-africana Caribe. Y un compás o guía que es el bienestar de la isla misma.


Add this to your website
 

Translate this page

Welcome Caribe

Welcome185

elisleno166-1.jpg

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


CASABLANCA.CUADRADO

DO.ITCENTER

CHICKEN.HOUSE22

GESA.NIFF

DECAMERON

TRASH BUSTERS

FARO.2002

PELICANO

SOPESA.5