Home Opinión Columnas El Caribe: región con hambre
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

ISLENO2

El Caribe: región con hambre

Correo Imprimir PDF

OSWALDO.SANCHEZPor solo ver los detalles y el día a día, nos privamos de notar lo que importa realmente o tener una visión panorámica sobre todo lo bueno y lo malo y llegar a conclusiones objetivas con un diagnóstico que permita corregir lo negativo y reforzar lo positivo. En otras palabras: los árboles no dejan ver el bosque.

Si analizamos los temas que sobresalen tanto en los medios como en la comunidad en general vemos que hacen referencia a lo anecdótico pero no a su tronco o raíz; así, en estos días de contienda electoral no son las reales causas de los problemas que aquejan a la comunidad lo que aborda el candidato sino el hecho, la inmediatez, la superficialidad, dificultando superar esta debacle que nos agobia.

Cecilia López Montaño, periodista y política, dice que “Da pesar además que representantes de la sociedad civil, tampoco se trasnochen por indicadores que demuestran la desidia de quienes ostentan el poder en esta parte del país” (la Región Caribe). Cree la periodista que la academia debería abocar la problemática existente y formar “con sensibilidad social a sus alumnos, de manera que comprendan las innumerables necesidades que enfrentan las mayorías en esta región”.

Una de las dificultades más delicadas que padecen los Departamentos de la Región Caribe (incluido este Departamento), es el del hambre, cuya máxima expresión se da en las poblaciones indígenas de La Guajira, pero su dimensión no alcanza a ser comprendida por la reducida capacidad de solidaridad de los gobernantes y clase dirigente.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Situación Alimentaria (ENSIN) 2015 para paliar el problema anteriormente el Estado entregaba ayudas o subsidios en especie (mercados, semillas, animales) o asistencia técnica rural, hoy la ayuda está “más enfocada en subsidios en dinero, creando dependencia” con el agravante que el dinero no se gasta en alimento sino en otros bienes y servicios.

Según la FAO, unos 2.400.000 colombianos padecen hambre, situándonos en el puesto 20 entre 28 países de la región y en el 107 entre 170 a nivel mundial en cuestiones de inseguridad alimentaria, que se da cuando una persona “carece de acceso regular a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para un crecimiento y desarrollo normales y para llevar una vida activa y saludable”, producto de la poca disponibilidad de alimento o a la falta de recursos económicos para acceder a él.

Aunque de acuerdo con ENSIN en todos los Departamentos la inseguridad alimentaria es un grave problema, la región más azotada por este flagelo es la Región Caribe (65%) mientras que la Central llega al 49,5%, siendo la menos mala. ¿Será posible que sabido el problema y que no han querido ver durante mucho tiempo los dirigentes políticos como de los otros dimensionen lo enfrenten?

¿Cómo incide la desnutrición en los temas escolares? La Fundación Save the Children nos recuerda que la desnutrición acarrea terribles consecuencias en el rendimiento escolar: “The impact of malnutrition on children’s learning is not simply that they are tired and unable to concentrate in class because they have not eaten enough on a given day”.

Para los niños con desnutrición crónica decrecen las posibilidades de saber leer y escribir frente a aquellos con una dieta de nutrientes necesarios, crecen menos, son más débiles y sus cerebros no se desarrollan completamente. Como si fuera poco, la mala nutrición origina una crisis de alfabetización en los países en vías de desarrollo y conlleva efectos negativos a largo plazo sobre el crecimiento económico del país, cuando los niños que padecen desnutrición crónica alcancen la edad laboral. “This in turn means that malnutrition can act as a big barrier to economic growth”.

“¿Será que estos clanes que se reparten el poder y los dineros públicos entenderán por qué esos pueblos costeños, llenos de niños y mujeres desnutridas (sic), es una realidad que persiste? ¿Cuánto más tardarán los líderes de la región Caribe en hacer una buena repartición de la torta?”, se pregunta López Montaño.

Para los estudiosos, de las muchas alternativas dos priman sobre las otras: la prevención y la toma de conciencia. De esta última afirma la española Inés Lezama, responsable de nutrición de Unicef en Camerún: “El desafío es dotar de responsabilidades a todos los implicados en esta lucha, de tener una visión común y de asignar los recursos necesarios”. ¿Entendido?

COLETILLA. “Basta ver lo que ocurre en la campaña política que se adelanta con miras a la elección de gobernadores, alcaldes, diputados y concejales...hay deslealtad, y las faltas de respeto, la baja política, la ofensa y la descalificación pública del rival, valen más que la transparencia, la confrontación intelectual y la controversia pública. Tampoco se dice la verdad a los electores, quienes son burlados cuando ya los candidatos han sido elegidos”. J.G. Hernández


Add this to your website
 

Translate this page

Welcome Caribe

elisleno162 1

WELCOME.182

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


DO.ITCENTER

BE.ENERGY3

BANNER.BOLSAS

CASABLANCA

CHICKEN.HOUSE22

GESA.NIFF

HOTEL.DORADO

DECAMERON

TRASH BUSTERS

OVER1411

CINE2111

PELICANO

SOPESA.5