Home Opinión Columnas Convivir en paz
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

ISLENO2

Convivir en paz

Correo Imprimir PDF

OSWALDO.SANCHEZOlvidamos que la paz no sólo es la ausencia de guerras. Para convivir en paz debemos aceptar diferencias, saber escuchar, reconocer, respetar y apreciar al otro. “Es un proceso positivo, dinámico y participativo en que se promueva el diálogo y se solucionen los conflictos en un espíritu de entendimiento y cooperación mutuos”, dice la ONU.

El Hombre es un ser llamado a vivir en sociedad, la cual le facilita las posibilidades de alcanzar el fin último que le es propio. Superando lo solamente instintivo, “puede asumir libremente su condición social y realizarla racionalmente en el plano conyugal, familiar y político”, enseña Carmen Cortés, de la Universitat Abat Oliba CEU, en Barcelona.

Sin embargo, esta vida comunitaria siendo tan vital y urgente no es necesariamente placentera y amigable, pues el proceso de aprendizaje es lento, difícil y no exento de riesgos y asimilación de dolorosas experiencias. Y la permanencia en el grupo social trae un desprenderse cotidianamente de lo propio en aras de contribuir al engrandecimiento de la sociedad a la cual se pertenece.

Que la vida comunitaria es difícil lo vemos todos los días en la forma en que tratamos a los demás o nos tratan a nosotros; cómo tratamos y tratan los otros el medio que nos rodea. También no da una idea de cómo entendemos esta relación comunitaria.

Es común ver cómo se irrespeta y agrede verbal y físicamente a la autoridad, a funcionarios que cumplen con su deber, poniendo en evidencia muchas cosas en materia de cultura ciudadana. A resaltar es que este proceder encierra contradicciones. Se rechaza el caos, la anarquía en las calles, la inseguridad, los problemas de movilidad, la invasión del espacio público, se pide que se imponga autoridad pero cuando se actúa, no falta la reacción inadecuada, incluida, a veces la violencia verbal o física.

Con cuánta facilidad se olvida que la cultura ciudadana se hace visible en el “conjunto de costumbres, reglas, acciones y actitudes que los individuos de una comunidad deben observar para que puedan vivir en armonía, implica el cumplir normas, ser tolerantes, respetar los espacios públicos, colaborar con la autoridad”, conforme lo expresa el editorialista de vanguardia.com

No sé si haya otra sociedad de ‘avivatos’ como la nuestra. En encontrar y dominar los atajos no hay quien nos gane. Pareciera innato a nuestra idiosincrasia. Casi de manera instintiva buscamos hacer algo sin someternos a reglas ni condiciones. Y claro, actuar así lleva como consecuencia lógica ver al otro, al que cumple y acata normas y reglas, como ‘pendejo’. Y esto se ve en cosas tan simples como hacer una fila para entrar a un espectáculo, subir al bus, comprar en la cafetería del colegio, etc. Obviar la fila nos exalta el orgullo y nos permite ver sobre el hombro a los demás.

No nos engañemos, en esto de la incultura ciudadana tiene mucho que ver la falta o ausencia de autoridad, la cual está constituida legalmente para hacer cumplir las normas e imponer de manera positiva su potestad. Es que el abuso y el irrespeto ciudadanos tienen dos fuentes de alimentación: una es la falta de Educación que prepara al niño para asimilar normas de convivencia; la otra, es la laxitud de la autoridad, cuando no la corrupción de sus agentes, no importa el cargo que ostenten o el nombre de la entidad a la que pertenezcan.

Pero si fuera del aula llueve, dentro de la Escuela no escampa; no de otra forma tiene explicación la existencia de una Ley como la de Convivencia Escolar o Ley 1620 de 2013.

En la última evaluación de Competencias Ciudadanas a nuestros estudiantes de 5° y 9° Grados (ICFES 2015), para el caso de nuestro Departamento, este fue el resultado:

En el componente Pensamiento Ciudadano vemos que en 5° Grado el 43% de los estudiantes estaban en Nivel Insuficiente y el 35% en Nivel Mínimo. Y que los estudiantes con un nivel socioeconómico (NSE) más precario (1), fueron los que mostraron el mayor desconocimiento (42%). En 9° Grado el 27% de los estudiantes estaban en Nivel Insuficiente y el 37% en Nivel Mínimo. Al igual que en 5°, los estudiantes con un nivel socioeconómico (NSE) 1 son los que mostraron el mayor desconocimiento (29%).

Como se puede apreciar, el trabajo que la Escuela debe hacer no solamente es intenso sino de gran urgencia si de verdad se quiere que en este Departamento convivamos en una “paz estable y duradera”. Proceder de otra manera es buscar el ahogado aguas arriba.

COLETILLA. En este país sale más caro orinar detrás de una palmera (multa tipo 4 de $ 1.019.488. CP Artículo 140) que tomarse unas ‘polas’ o fumarse un ‘pucho’ en la playa (libre desarrollo de la personalidad. Corte Constitucional): ¡es gratis! Como para no creer.


Add this to your website
 

Translate this page

Welcome Caribe

W.180 

ISLENO158

RADIO

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


JUANCHOGONZALEZ5

PUBLICIDAD.NICOLAS2

BE.ENERGY3

GESA.NIFF

HOTEL.DORADO

SEA WHA COFFE

DECAMERON

TRASH BUSTERS

OVER.RECEPT7

CINE.1109

PELICANO

SOPESA.5