Home Opinión Columnas Estudiantes, bienvenidos al futuro
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

ISLENO2

Estudiantes, bienvenidos al futuro

Correo Imprimir PDF

OSWALDO.SANCHEZPrever cómo será el mundo del mañana es cosa muy difícil; y más aún, allanar los caminos sin tener idea de cómo será ese futuro. ¿Será que nuestros próximos gobernadores, alcalde, concejales y diputados sí estarán preparados para darles a sus gobernados un futuro próspero y exitoso?

¿Será que nuestros Maestros, nuestra Escuela están preparados para formar a los niños que les confían para ser exitosos en el futuro que se aproxima?

Zach Klein (1982), “an American entrepreneur and investor, and currently the co-founder and CEO of DIY.org(…) best known for co-founding and designing Vimeo”, con la autoridad que le confiere su experiencia y conocimiento advierte: "Es difícil predecir qué habilidades serán más valiosas en el futuro. Y todavía más complicado dar con la conexión entre los intereses de los niños y esas habilidades".

Nuestra Educación colombiana persigue 13 fines acorde con el artículo 67 de la Constitución Política. El fin 11 exige que el niño sea formado “en la práctica del trabajo, mediante los conocimientos técnicos y habilidades, así como en la valoración del mismo como fundamento del desarrollo individual y social”. Pero, ¿cómo hacen nuestros Maestros y Escuelas del Departamento para preparar a los niños si los empleos del mañana no existen hoy?

La experta en educación y profesora universitaria, Cathy Davidson, afirma que el 65 por ciento de los niños acabarán trabajando en algo que no se ha inventado todavía. Dell (multinacional tecnológica norteamericana), concuerda al decir que el 85% de los empleos que se ofertarán en 2030 no existen hoy.

Álvaro Ibáñez, columnista del país.com, nos trae algunos ejemplos de trabajos 'impensables' unos 20 años atrás: los Community Managers, que gestionan la imagen de marcas, empresas y famosos en las redes sociales; los conductores que mapean las calles para Google en sus Google Cars; los mineros de bitcoin, preparando y optimizando servidores para hacer fluir la economía de las criptodivisas.

Otros espacios derivados de la tecnología son la robótica, la inteligencia artificial o la realidad virtual, los diversos tipos de fuentes de energía, la nube y la gestión de datos, los servidores virtuales que no se ubican en un lugar físico como en otros tiempos.

En comunidades escolares de otros países sus estudiantes realizan actividades que sobrepasan lo que se suele enseñar en la escuela, pues trabajan creando prototipos bien sea de máquinas como de APPs, modelos simuladores de procesos físico o habilidades sociales prácticas como crear desde cero una comunidad virtual y animarla o saber moverse por mundos virtuales en equipo.

Entre tanto, aquí nuestros maestros y líderes solo se ocupan en temas tan ajenos al interés del estudiante. No falta el que afirma no haber dinero para Educación y el que lo recibe en tratar de explicar que sí pero que todavía no. Lo que sí se puede aseverar es que no es cierto que recursos para Educación de calidad no haya. Lo sucedido con nuestros “megacolegios” desmiente cualquier insinuación al respecto. Lo que no hay es voluntad para hacerlo ni comunidad que lo exija.

Eso que estamos ad portas del plazo fijado para que este país se convierta en el más educado del continente, además de que ya se pusieron nuevos cubiertos en la mesa de los poderosos: con crecidos méritos obtuvimos plaza entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Parodiando a César Gaviria digamos: ¡estudiantes, bienvenidos al futuro!

¿Trabajos nuevos? Sí, en todos los campos y en todas las áreas del conocimiento: quién, acaso, va a señalar el culpable si un brazo robótico le rompe la mano a alguien; o el accidente de un drone repartidor de pizzas; o el de un taxi inteligente. Dado que no hay legislación precisa, menos entre nosotros, las cosas no se presentan fáciles.

Y hablando de drones, bueno es saber que existen academias para su manejo según especialidades: pilotaje deportivo, realización de fotografía y video, etc. Así como existen diferentes tipos de pases de conducción, así pasa con estos aparatos.

Y qué decir de la de científico de datos (data scientist), una de las profesiones más prometedoras de hoy en día, según se dice.

Y un sinfín de ejemplos que se podrían seguir registrando. Ojalá alguien escuchara y prestara atención. Deloitte (la firma privada número uno de servicios profesionales del mundo, y también una de las llamadas Cuatro Grandes Auditoras) estima que para el 2020 Colombia tendrá automatizadas entre el 25% y el 30% de las empresas. Por ello, “La cuarta revolución industrial necesita cambios en el modelo educativo. Cambios muy profundos que nos permitan avanzar por el camino que transita el mundo”, opina Paloma Valencia. 

¿Cuál será la respuesta de los líderes habidos y por haber? Sabiendo que esta isla es nuestra Neverland, mejor no esperar mucho.


Add this to your website
 

Translate this page

Welcome Caribe

ISLENO.159

W.180

RADIO

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


DO.ITCENTER

PUBLICIDAD.NICOLAS2

BE.ENERGY3

CHICKEN.HOUSE22

GESA.NIFF

HOTEL.DORADO

SEA WHA COFFE

DECAMERON

TRASH BUSTERS

OVER.RECEPT7

CINE.1909

PELICANO

SOPESA.5