Home Cultura Cultura Necesitamos una reserva arqueológica acuática
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

ISLENO2

Necesitamos una reserva arqueológica acuática

Correo Imprimir PDF

Tenemos una reserva ecológica marina pero no una arqueológica que permita protejer nuestro extremadamente importante y valioso patrimonio sumergido. Investigación por Harold Bush Howard (Foto: archivo*).

El peligro acecha. Con tecnologías modernas que permiten llegar a sitios más inhóspitos y profundidades inimaginables, los cazadores de tesoros se alistan, y por eso es necesario crear mecanismos de protección para los tesoros que yacen en las aguas de nuestro archipiélago.

Hace poco encontraron unas ánforas o jars en la bahía de Providencia. Esto, junto con el proyecto de excavación de New Westminster -el único asentamiento británico en territorio colombiano- el de Fort Warwick y el robo de la tumba de Luís Aury hace dos años, señala la urgencia de mayor protección a nuestro patrimonio.

Se han reportado muchos naufragios. Datan de 1605, pero mas que todo desde 1629 con la llegada de los primeros colonos desde la distante Inglaterra a asentarse en las islas. Se dice que el propio Seaflower tuvo sus momentos finales en un arrecife alrededor de Santa Catalina.

Lo que sí es cierto es que hay muchos barcos de valor histórico reposando, en algunos casos con sus tripulantes, en nuestro mar que es a su vez camposanto de muchos marinos y aventureros que no pudieran imaginar tener un sitio de reposo más movido pero digno.

Muchos han sido saqueados ya, pero aún se pueden rescatar y proteger más. Un cazador de fortunas involucrado en el robo de la tumba de Aury en Providencia hace exactamente dos años, recuperó mucho oro y artefactos en Providencia que luego vendía en Miami, al engañar a un buzo de Santa Catalina que desconocía la verdadera intención de este personaje que fungía de arqueólogo e historiador.

En tierra usaba un detector de metales y, con la ayuda de locales. Encontró la tumba de Aury en Fort Warwick, tesoros en el pequeño Fort Henry, en High Hill entre South West Bay y Fresh Water Bay, y un cementerio de 200 años en Smooth Water Bay; de donde sacaron hasta los dientes de oro de los restos de los primeros pobladores de Providencia.

Las autoridades no han demostrado un mayor compromiso con el patrimonio de las islas. De no esclarecer los hechos del robo de los restos de Aury, estarían invitando a los ladrones a volver.

El proyecto de casi 12.000 millones de convertir a Fort Warwick en un parque temático es una burla a nuestro pasado y señala el uso de los mismos para fines mundanos.

Iniciativa primordial

Una declaratoria de una reserva arqueológica que cubra todo el archipiélago podría ser iniciativa de la Asamblea Departamental, en colaboración con la Dimar y el ICANH, para anticiparse a que haya una decisión de nivel nacional ordenando el rescate de los múltiples naufragios que hay en el archipiélago.

El naufrólogo italiano Claudio Bonifacio, basado en información del Archivo de Indias en Sevilla, estima que hay al menos 1200 galeones y barcos hundidos de valor histórico en las aguas de Colombia, muchos de los cuales están en aguas del archipiélago.

Lo que sigue es una descripción de tres barcos que reposan en nuestras aguas que amerita una mayor protección, y que demuestra no sólo el tesoro en valor monetario e cultural que esconden y protegen nuestras aguas, sino el valor histórico de nuestras islas en el período colonial que hizo que las potencias europeas y americanas se pelearan por ellas.

1605, el galeón San Roque, Reino de España

Según diferentes cálculos transportaba unas 80 toneladas de oro y 500 de plata (con un valor actual 3.000 millones de dólares) al encallar en uno de nuestros cayos, lo más seguro al norte de Serranilla, tras haber sido forzado de su camino hacia La Habana de donde partiría para España como parte de la Flota de Indias, por un violento huracán.

Se dice que este galeón y su valioso tesoro e historia inspiró en 1883 al autor escocés Robert Louis Stevenson a escribir La Isla del Tesoro. El San Roque es nuestro San José.

Esos vientos huracanados también hundieron a sus acompañantes la almiranta Santo Domingo, el San Ambrosio y Nuestra Señora de Begoña. Todos yacen en nuestras aguas protegiendo su tesoro de oro, plata, historias y epopeyas, y los sueños de muchos españoles y amerindios que se truncaron por estos violentos visitantes atmosféricos que llegan al Caribe cada año entre octubre y noviembre.

Documentos oficiales de Jamaica, que cambió de manos españolas a británicas en 1655, señalan que hubo un rescate de las barras de oro y plata del San Roque en Serranilla en 1689. Encontraron también monedas de oro y plata de 1604 y de 1603.

1834, el HMS Jackdaw, Real Marina Británica

Encayó en el arrecife de Providencia entre Crab Cay y Three Brothers’ Cay. Hacía parte de la expedición de la Real Marina Británica que actualizaba la cartografía marina de todo el Caribe, expedición que produjo unos de los mapas más impresionantes de las islas, con un grabado que nos muestra cómo era Providencia en ese entonces. También señalan cada casa en las tres islas y los nombres originales de cada sector.

Arrojan aspectos desconocidos como una pequeña batería con cañones protegiendo el embarcadero del señor Torquato Bowie, un mulato dueño de esclavos y entonces el hombre más rico de la isla.

Quedaba en el área ocupada hoy día por el apostadero naval camino a San Luís. Hoy día no quedan vestigios de esta batería, pero se reporta haber visto una estructura que podría haber sido lo que quedaba de ella.

Se pensaba que la única estructura militar en San Andrés era la guarnición española en Barrack (pronunciado Barrick en creole) en la Loma. Barracks, como se escribe en inglés estándar, efectivamente quiere decir guarnición militar.

1894, Kearsarge, marina de los Estados Unidos.

Barco de guerra famoso por su rol en la guerra civil norteamericana, cuya hazaña más dramática fue la destrucción de CSS Alabama, un barco de los Estados Confederados del sur de los Estados Unidos que entre 1861 y 1865, como esclavizantes y agrícolas, se oponían a la abolición de la esclavización de africanos.

Luego actuó para la marina estadounidense en varios puntos del mundo, desde Japón y las Islas Fiji hasta Bluefields, a donde se dirigía a principios de 1894 como parte de su comisión protegiendo los intereses norteamericanos en el Caribe, cuando encalló en los arrecifes de Roncador el 2 de febrero.

Toda su tripulación se salvó pero es declarada camposanto por la marina de los Estados Unidos. El Congreso de dicho país aprobó 45 mil dólares para recuperarla pero era imposible hacer eso. Algunos artefactos fueron recuperados, incluida la Biblia que lo acompañaba siempre, y una sección de su popa que contenía aún un proyectil sin explotar del CSS Alabama, que reposa hoy día en el Washington Navy Yard.

La necesidad de la reserva

Una reserva arqueológica es necesaria para estudiar más los vestigios arqueológicos que esconden nuestros mares, como también para asegurar que desde Bogotá no emitan permisos a cazadores de fortunas para interferir con nuestro patrimonio y llevarse lo que aún queda escondido.

En 2011, el famoso descubridor de tesoros Burt Webber estuvo en el Palacio de Nariño y en las islas gestionando permisos para recuperar lo que queda del San Roque.

Un ex alcalde de Providencia fue procesado por traición a la patria, el primero en 170 años, al querer otorgar permiso a una compañía extranjera para explorar y explotar las riquezas depositadas en siete galeones que naufragaron en el archipiélago en el siglo XVII. Según la Fiscalía, se había asociado con unos exploradores estadounidenses a quienes les ofreció una tajada del botín que se pudiera recuperar (https://www.semana.com/nacion/articulo/traidor-patria/20625-3).

Este intento bochornoso, como el reciente saqueo a los restos de Luis Aury en Santa Catalina, no se deben repetir...

*Foto: Galeón San Roque, con el escudo del águila bicéfala de los Habsburgo del rey Felipe III, y el de los Reinos de Castilla y León; encalló en Serranilla en 1605.


Add this to your website
Última actualización ( Lunes, 13 de Mayo de 2019 09:40 )  

Translate this page

Welcome Caribe

RADIO

RADIO.NACIONAL

W.155

W.177

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


JUANCHOGONZALEZ5

KIA4

SOPESA.04

HOTEL.DORADO

SEA WHA COFFE

DECAMERON

TRASH BUSTERS

OVER.RECEPT5

CINE.1306

PELICANO