Home Opinión Columnas Bombero, bombero...
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

BANNER.CONTRUMUNDO1

Bombero, bombero...

Correo Imprimir PDF

JORGE.SANCHEZ

El intenso verano que ha traído el distanciamiento entre el Fenómeno de El Niño y de La Niña, con pronósticos que anuncian severidad en la sequía hasta el mes de mayo, es muy notoria en San Andrés no sólo por la pérdida del verdor de las hojas; sino también por las reiteradas atenciones a los barrios, para proveer de agua a sus habitantes y para controlar las quemas, ilegales o salidas de control, que los bomberos deben atender frecuentemente.

Las consecuencias que ello conlleva, presentan agravantes que suman al riesgo: contaminación de la atmosfera por las columnas de humo que emanan dióxido de carbono a causa de la quema de basura; muerte de especies habitantes del suelo; además del gasto obligado del (escaso) recurso hídrico adicional al incremento de esfuerzos y de costos operativos del Cuerpo de Bomberos. Y lo más delicado, peligro inminente en viviendas aledañas y posibles pérdidas humanas.

Analizando estas circunstancias que se han vuelto recurrentes este año, volvió a mi memoria la afamada composición del grupo sanandresano Creole, titulada ‘Bombero’; y que en una de sus estrofas dice:

“I say the fire was burning hot
It´s burning from east going west
I say the fire was burning hot
Is burning down the whole town”

Mucho más que el ritmo y la jocosa letra de una canción, el impacto del distanciamiento Niño-Niña previsto desde finales de 2018, ha acarreado “consecuencias importantes para los sectores agrícolas y de seguridad alimentaria, así como también para la gestión de recursos hídricos y la salud pública. Por ello, cabe recordar que en combinación con el cambio climático, a largo plazo esta situación puede potenciar el aumento de las temperaturas mundiales en 2019”, según lo manifestó en un comunicado, la Oficina de Predicción del Clima y de Adaptación al Cambio Climático de la Organización Meteorológica Mundial.

“I say them send fi this bombero
trying was to out the fire down there”

Según reportes noticiosos de la isla, sólo este año se han presentado conflagraciones en Court House, Little Hill, Cliff y aledaños; en las inmediaciones del Hotel Sol Caribe Campo, junto al colegio Brooks Hill, en la vía San Luis diagonal a la empresa Provigas, cerca de la Cueva de Morgan y en el sector de La Jaiba.

Adicionalmente, también se han reportado conatos en barrios como Santana, La Paz, Bight, Morris Landing, Las Palmas, Las Gaviotas; y en sectores aledaños a Cinco Esquinas y el humedal Duppy Gully.

Algunos de estos barrios cuentan con vías tan estrechas que no cabría la máquina de bomberos; otros en áreas rurales cuentan con una topografía tal, que dificultaría el acceso de la manguera extintora a las casas. En fin, zonas donde fácilmente la conflagración podría llegar a dimensiones épicas, poniendo en riesgo propiedades y lamentablemente, a personas.

“Bombero down there without water
it´s a bombero without water”

Para tener una idea: de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona emplea en promedio 100 litros de agua al día, para satisfacer sus necesidades tanto de consumo personal como de higiene y aseo de su hogar. De otro lado, la extinción total de uno de los incendios en el Magic Garden, tardó 20 días y requirió de ocho millones de litros de agua; el equivalente al consumo total de una familia con cuatro miembros, durante 55 años.

Millones de valiosos litros de agua utilizados para contrarrestar las llamas de la ignorancia, la desidia o peor aún, de una presunta actitud criminal.

Con lo anterior, llego fácilmente a la conclusión, como simple ciudadano de a pie, que la problemática del recurso hídrico en San Andrés está encadenada al crecimiento del turismo, la sobrepoblación innegable, las pérdidas de agua en la transmisión y distribución, adicional a las quemas e incendios que generan cargas transversales de tipo ambiental, social; generando costos económicos supremamente altos, que se agravan con cada temporada seca.

Un gran reto a afrontar, no solamente desde la gestión del riesgo y educación que deben liderar según su misionalidad, la Unidad Nacional para la Atención del Riesgo de Desastres y la Corporación Ambiental Coralina; sino también la Policía del Departamento, desde el control y la aplicación de la norma. Y a quien corresponda, el ir considerando al océano que nos rodea, como una fuente renovable de agua que debidamente procesada, bajaría la presión que actualmente le estamos dando al acuífero de San Andrés.

“I say the fire was burning hot
it burning down the whole town…”

---------------

EL ISLEÑO no se hace responsable por los conceptos emitidos en esta columna de opinión, los cuales no comprometen su pensamiento ni su postura editorial


Add this to your website
Última actualización ( Lunes, 08 de Abril de 2019 09:35 )  

Translate this page

Welcome Caribe

RADIO

RADIO.NACIONAL

W.175

W.152

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


JUANCHOGONZALEZ5

LOPIDO

KIA4

SOPESA.04

HOTEL.DORADO

SEA WHA COFFE

DECAMERON

TRASH BUSTERS

OVER.RECEP6

CINE.2504

PELICANO