Home Opinión Columnas Vacaciones de ensueño
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

ISLENO2

Vacaciones de ensueño

Correo Imprimir PDF

OSWALDO.SANCHEZCorrida buena parte de las vacaciones escolares que ‘disfrutan’ unos 9.500 mil estudiantes de Preescolar, Básica y Media, uno se pregunta: ¿cómo y en qué emplean los niños y jóvenes este tiempo en nuestro Departamento? A esos miles de jóvenes enrolados en el sistema educativo es preciso sumarles los 9.700 en edad escolar no están asistiendo a clases, según “Los que Soñamos Somos +”.

El Plan de Desarrollo reseña que en 2015 el delito de mayor ocurrencia es el que denomina “lesiones comunes”, con 350 eventos, siendo el que más crece sin que pareciera hubiera cómo revertir la situación. Debido al silencio oficial sobre estos temas, no deja de ser inquietante pensar qué porcentaje de nuestros niños y jóvenes están incursos en estos y otros desmanes.

La Encuesta Nacional de Uso del Tiempo 2016-2017 (ENUT) con representatividad geográfica para total nacional y seis regiones del país: Bogotá, San Andrés, Caribe, Oriental, Central, y Pacífica, nos dice que el 12,5% de las mujeres le dedican diariamente unas 6 horas a temas educativos y que el 93% le dedica 3h:37m al uso de medios de comunicación; en estos mismos ítems el 13,6% de los hombres dedica 5h:58m y el 93,7%, 3h:23m respectivamente.

Por su parte, los Ministerios de Salud y de Justicia en informe de consumo de sustancias psicoactivas en población escolar en Colombia, publicado a inicios de junio de este año, dicen que el 15,9% de los estudiantes de los grado 7 a 11 han consumido drogas por lo menos una vez en su vida. El informe también revela que 7 de cada 10 niños y adolescentes han usado alcohol al menos una vez en la vida y casi cuatro de cada 10 lo han hecho por lo menos en el último mes.

Por su parte, vanguardia.com, nos cuenta que en Bucaramanga el 15,4% de los menores que declararon a los investigadores haber consumido alcohol, lo hicieron antes de los 10 años”.A falta de registros locales, nos remitimos a datos que en el año 2013 el Observatorio de Drogas de Colombia hacía públicos sobre “prevalencia mes alcohol” en San Andrés: el consumo de alcohol era del 33,34% un poco por debajo de la media nacional (35,77%), ocupando el tercer lugar en la Región Caribe, luego de Atlántico y Bolívar. La misma encuesta nos dice que la “Prevalencia Año Cualquier Sustancia” psicoactiva en nuestro Departamento era del 3,4%, ocupando el décimo puesto en el conjunto nacional, un poco por debajo de la media: 3,6%. ¿Cuántos de ellos eran niños?

Ante estas realidades, sostuvo el Fiscal General durante la última reunión del año entre el Gobierno Nacional y los 32 gobernadores del país en Yopal (Casanare), que “Por primera vez en Colombia reconocemos que hay un problema de salud pública por el consumo de drogas por niños y adolescentes”. A esta denuncia, bien podría agregarse la del médico Carlos Cassiani, siquiatra e investigador en neurociencia: “Preocupa que cada día la edad de inicio de consumo de alcohol es más baja en el país... He trabajado con pacientes de ocho años, por diversos trastornos generados a raíz de la ingestión de trago”.

Tal vez si la educación que reciben nuestros niños fuera más pertinente, reforzada con acciones gubernamentales y de la empresa privada expresadas en suficientes escenarios donde ocupar su tiempo libre, las cosas fueran diferentes.

La Ley 115, artículo 14, b, exige enseñar en la Escuela el correcto aprovechamiento del tiempo libre; corresponde al Ministerio de Cultura (Ley 1620 o de Convivencia) fomentar “estrategias que mediante el arte, la recreación, la cultura y el deporte, aporten a la prevención y mitigación de situaciones de violencia escolar y a la cualificación del uso de tiempo libre de los niños, niñas y adolescentes y a la formulación de iniciativas de convivencia y cultura ciudadana”. Todo esto para darle vida a los que predica la Ley 1098 de 2006 (Código de Infancia y Adolescencia) en el artículo 30 diciendo que el “descanso, esparcimiento, al juego y demás actividades recreativas propias de su ciclo vital y a participar en la vida cultural y las artes” son un derecho de los niños.

Ante tales ordenamientos, nuestras autoridades prestan oídos sordos y así se deja a su suerte a los miles de niños en sus vacaciones escolares. Preguntamos, ¿Por qué le cierran las puertas de la escuela a los niños en estos tiempos, faltando tanto espacio para que ocupen sana y constructivamente su tiempo libre? ¿Cuántas familias podrán pagar $100.000 para pasar unas “vacaciones recreativas” como lo promocionaba Cajasai?

Ojalá atendieran esta problemática más temprano que tarde. Para este año ya no fue, pero llegarán las vacaciones de Semana Santa o de mitad del año entrante y quizás las cosas hayan cambiado. Soñar no cuesta nada y da dividendos.


Add this to your website
 

Translate this page

Welcome Caribe

RADIO

RADIO.NACIONAL

WE.174

W.151

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


JUANCHOGONZALEZ5

LOPIDO

CHICKEN.HOUSE22

KIA.FUJI4

SOPESA.04

HOTEL.DORADO

SEA WHA COFFE

DECAMERON

TRASH BUSTERS

OVER.RECEPT3

CINE.1304

PELICANO