Home Opinión Columnas Miss Carina
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

ISLENO2

Miss Carina

Correo Imprimir PDF

EDNA.RUEDEA2Antes de Facebook estaba Miss Carina. Antes de las redes sociales y los diagnósticos neuróticos, rondaba Miss Carina.-Durante veintisiete días del mes, se posaba en su ventana con los brazos cruzados, lánguida y silenciosa, mirando lejos y escuchándolo todo como si fuera una esponja sonora

Agudizaba los sentidos y oía los susurros de los transeúntes en la entonces polvorienta, calle 20 de julio.

Ellos, y sobre todo ellas, descuidadas, la hacían parte del paisaje, la dejaban pasar desapercibida, como una figura fantasmal que atravesaba las paredes para hacerse a los secretos del pueblo, atando los cabos sueltos que unían las vidas de las siete familias que entrelazadas moraban en el centro.

Veintisiete de los 28 días del ciclo de la luna, la mujer era una porcelana que respiraba en la ventana, excepto en la noche en la que la luna declaraba su llenura y alentaba la locura.

Esa noche Carina se acicalaba para caminar la calle principal, a su media noche, que era una hora más tarde a la impuesta por un gobierno nacido a un huso horario de distancia: Dos trenzas gruesas hechas de canas e incienso, una sábana blanca iridiscente que la cubría desde la cabeza hasta los pies sobre una bata hecha de encaje y lino traída de Bocas del Toro, pies descalzos y uñas cortas: el disfraz macabro que usaba la verdad para asustar adultos.

Vestida y alborotaba se paraba frente a cada casa y a viva voz gritaba la verdad de cada una: Amores inconclusos, infidelidades furtivas, hijos suspendidos entre signos de interrogación, herencias transmutadas, cadáveres en el jardín, dolores de alma: todo lo sabía Carina.

Caminaba por la calle despacito, alimentando el paso del sudor frio de los hombres y mujeres que temprano se encerraban en casa para evitar los alaridos irreverentes de la trenzuda mujer. 

Era una tortura que duraba entre tres y cuatro horas –dependiendo de lo jugoso del chisme– y para la que al otro día despertaban dejando entre paréntesis las confesiones de la dama, como si nadie hubiese oído lo que oyó. 

Ella, volvía a su ventana a fundirse en un par de minutos con el horizonte, alimentar su informe, mientras que el pueblo volvía a ser el mojigato lugar que fingía no saber lo que ahora sabía.

Antes de Facebook estaba miss Carina, sin likes, sin foto de perfil. Sin comentarios al fondo.


Add this to your website
Última actualización ( Sábado, 06 de Octubre de 2018 06:16 )  

Translate this page

Welcome Caribe

RADIO

WI.169.2

WI.169

W147

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


JUANCHOGONZALEZ5

CHICKEN.HOUSE22

CONTRUMUNDO3

BANNER.FAGAR

CAJASAI.OFERTA

SOPESA.2

HURACANES1.gif

HOTEL.DORADO

SEA WHA COFFE

PRESIDENT2

DECAMERON

TRASH BUSTERS

OVER.RECEPT

CINE.1710

PELICANO