Home Opinión Opinión El silencio del poder
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

SALVAVIDASCUARENTERNA135.jpg

El silencio del poder

Correo Imprimir PDF

Ni la Ministra del Ambiente, ni el Gobernador del departamento, ni los Representantes a la Cámara, ni los Diputados, ni la Alcaldesa de Providencia, ni los Concejales, se han tomado el trabajo de decir algo al respecto. Gracias a su mutismo, a estas alturas de la vida no sabemos de qué lado están.

Ya es justo y necesario de que se pronuncien. La única autoridad que ha puesto el grito en el cielo es Coralina. Lo cual demuestra una vez más su independencia y sensatez. Pero también su soledad en esta coyuntura. De no ser por su intervención quizá nada de esto estuviera pasando y más temprano que tarde tendríamos en el horizonte sanandresano plataformas petroleras en vez de los cayos. Por tanto, la unidad de los isleños en torno al tema es vital en estos momentos. No será fácil contrarrestar la acción del establecimiento que vendrá a defender los contratos asignados a la multinacional REPSOL. Nos pintarán pajaritos en el aire y tratarán por todos los medios de dividir para reinar antes que defender los intereses comunes.

No son suficientes un carácter templado y tener la razón para ahuyentar (si es eso lo que se quiere) el espectro de la fatalidad ambiental que todos imaginamos causaría la explotación de petróleo en el archipiélago. Tampoco son bastantes las voces de líderes populares, columnistas de opinión u otros amigos de la causa que se han alzado para reclamar del Estado colombiano que haga todo lo posible por conservar intacta la condición de Reserva de la Biósfera del archipiélago.

“La única mano dispuesta a ayudar cuando se necesita es la que tenemos en el extremo de nuestro propio brazo”, decía Descartes, y es en ella en la que debemos confiar en estos instantes cruciales en que intereses contrarios a los de la comunidad están tratando de abrirse paso. Los líderes políticos y gobernantes locales deben salir a sentar posición frente al asunto. Su silencio no ayuda para nada.

Creo —si están en sintonía con lo que piensa y quiere la gente— que tanto el gobierno departamental, la clase política, y los gremios, se están demorando mucho en unirse a la protesta. Hay que construir un escudo bien fuerte con el que se pueda enfrentar como es debido el embate del establecimiento, que no ahorrará recursos para satisfacer sus intereses meramente mercantilistas sin importar el daño que pueda causar al frágil ecosistema del archipiélago. Y de paso, Dios no lo quiera, a su existencia misma.

(Por: Nadim Marmolejo Sevilla)

Última actualización ( Sábado, 26 de Febrero de 2011 15:49 )  

Translate this page

Welcome Caribe

PORTADA172.jpg

Welhome190portada

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


COMUNICACIONES.CONTRALORIA02

CASABLANCA.CUADRADO

DOITCENTER.AIRE

BANCO.REPUBLICA.ITINERARIO.AGOSTO02

DECAMERON

TRASH BUSTERS

SOPESA.5

GESA NIFF02