Home Opinión Columnas Pausa activa
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

ISLENO2

Pausa activa

Correo Imprimir PDF

OSWALDO.SANCHEZLas vacaciones escolares no deberían ser sinónimo de holgazanería, desatención en lo personal o en la labor escolar. Este espacio de tiempo debería estar ocupado por otro tipo de ejercicio o actividad que permita al estudiante dejar de lado rutinas y preocupaciones y disponer cuerpo, mente y alma para potenciar capacidades.

Pero que el niño no es formado para el correcto uso del su tiempo libre lo vemos diariamente en los ‘recreos’ de cada jornada escolar; este espacio, propicio para reanimar, reparar o vivificar los ánimos y las fuerzas, por falta de control, de espacio y otros elementos, algunos estudiantes lo utilizan para concretar sus fechorías, armar sus ‘planes’ y consumar sus ‘matoneos’.

Los demás quedan a la deriva y al alcance de quien mejor sepa abordarlos, echando al traste con todos los esfuerzos hechos por padres y maestros durante la jornada escolar, lo que supone un menoscabo para su correcto desarrollo personal”, como opina Pablo Rodríguez.

Al llegar las vacaciones, lo niños ven cerrarse a sus espaldas las puertas de la Escuela, sin saber qué hacer, y con ello la oportunidad de la 'alimentación' escolar, las actividades escolares y la recreación dirigida, agravando de manera cruel la ya precaria situación de las familias de nuestro Departamento,

Y esto también ocurre en el aula máxima que es la ciudad, ya que quienes nos gobiernan y quienes nos cuidan olvidan o nunca han sabido que “la ciudad no es un problema únicamente territorial o funcional, sino que ella es una realidad compleja, (…) que es tensa, contradictoria y discontinua, siempre inacabada, siempre en construcción, generadora de una gran frustración y de un universo de posibilidades”, conforme lo define Lucas Correa Montoya, de la Universidad de los Andes, en escrito titulado “Políticas de ciudad: planear la ciudad para reivindicar la dimensión humana”.

Y es en este espacio llamado ciudad, tan deshumanizado, donde pasan nuestros niños (¿10 mil, 12 mil?) sus vacaciones pues no tienen a dónde más asistir.

Al tomar posesión como nuevo comandante del  Departamento de Policía de las islas, el coronel Jorge Urquijo Sandoval, advierte que “Llego al Departamento con toda la humildad pero también con toda la decisión y firmeza para combatir el delito en todas sus modalidades”. Que se den por enterados quienes osen quebrantar la ley; pero ello no es motivo para olvidar que la mejor manera de combatir el delito es previniéndolo, prevención que tiene que ver con la ocupación sana, creadora y enriquecedora del 'tiempo libre' del que habla con creces la Ley General de Educación, en este caso: las vacaciones escolares.

Ante la indolencia del gobierno, algunas entidades organizan y abren espacios para que pocos de esos miles de niños y jóvenes, durante las semanas de vacaciones, a cambio de deambular por las calles, entregarse al uso de la televisión, o caer en las redes sociales, hallen actividades enriquecedoras que simultáneamente brinden descanso y equilibrio entre el ocio y la ocupación y los prevengan del delito.

Por ejemplo, el Infotep ha organizado para niños entre los seis y 12 años actividades lúdicas “a través de manualidades, actividades deportivas como Fútbol, Baloncesto, Vóleibol, salidas de campo, entre otras, todas con énfasis en inglés”, a partir del 18 de junio y con un costo de $80000. Por su parte, el Jardín Botánico (UN), convoca a niños entre cuatro y 12 años a las Vacaciones Eco-recreativas que les facilitará “el contacto con la naturaleza y el aprender de cerca sobre los ecosistemas de las islas”. Y el gobierno departamental: ausente.

En Bogotá, el IDRD ofrece a los niños “actividades pedagógicas utilizando como estrategia la recreación y la lúdica en temas como el cuidado del medio ambiente y la naturaleza, trabajo en equipo y fortalecimiento de valores”. Y en Floridablanca (Santander), la Casa de la Cultura, espera que “ningún menor se quede en casa sin hacer nada; por el contrario, le saque el mejor provecho a su tiempo libre y a su vez fortalezca habilidades y talentos” en pintura, música, escritura, lectura y manualidades. Esto, “sin ningún costo”. En Girón, unos 4200 niños podrán practicar 20 modalidades deportivas gratuitamente y atendidos por profesionales expertos en cada disciplina, advierte Jorge Castro, secretario de Deportes de Girón. Aquí, no se puede.

No tenemos Casa de la Cultura, ni parques, ni gobierno, ni líderes ni nadie que se conduela de los niños y que con su gestión prevenga situaciones conflictivas. A nuestros niños les estamos dando la espalda, gravísimo error y pecado difícil de perdonar.

Combatir el delito, sí; ¿pero no es mejor prevenirlo? La falta de recreación sana y dirigida también es maltrato a los niños, y eso está pasando ante nuestros ojos sin que sea motivo suficiente para movilizarnos como sociedad. ¿Es mucho pedir?


Add this to your website
 

Translate this page

Welcome Caribe

RADIO

W146

WI.168.2

WI.168

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


barakh

JUANCHOGONZALEZ5

CHICKEN.HOUSE22

BANNER.FAGAR

CAJASAI.OFERTA

SOPESA.2

HURACANES1.gif

HOTEL.DORADO

SEA WHA COFFE

PRESIDENT2

DECAMERON

TRASH BUSTERS

OVER.RECEPTOUR

CINE.0913

PELICANO