Home Ambiental Ambiental La llegada de las algas, un ciclo natural
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

ISLENO2

La llegada de las algas, un ciclo natural

Correo Imprimir PDF

La imagen puede contener: océano, agua, cielo, exterior y naturaleza

Con abundancia han llegado este año las algas a las playas de San Andrés y del Caribe, cambiando el color dorado de la arena por un marrón oscuro que, junto con sus aromas, repele al bañista deseoso de mar. ¿Fenómeno anual inevitable?

Infortunadamente, los esfuerzos diarios por recoger y enterrar las algas por parte de la Gobernación parecieran desaparecer con la llegada de cada nueva ola, que con su corriente deja en la costa otra tonelada más de algas de color cafés.

La llegada de las algas es un fenómeno natural transitorio de carácter anual, el cual no debe ser motivo de alarma ni sorpresa, pues hace parte del ciclo natural de estas algas en el océano.

Las principales algas que arriban a nuestras costas corresponden a algas pardas del género Sargassum (Fucales, Sargassaceae), comúnmente conocidas como ‘sargazo’. El género es uno de los géneros más importantes dentro de las algas pardas, tanto a nivel taxonómico (con más de 400 especies), como ecológico y económico, pues su distribución en el mundo abarca regiones tropicales y templadas, y contribuyen significativamente a la biomasa costera en términos de alimento, sustrato y refugio para las especies.

El Sargassum tiene diferentes etapas en su ciclo de vida, pues en su primera fase crece fijado al sustrato (base de los corales o rocas) cerca de la costa desde la zona intermareal, o en aguas someras hasta 30m de profundidad, donde puede alcanzar varios metros de altitud. Una vez han culminado su crecimiento, los individuos se sueltan del fondo marino y, gracias a sus pneumatocistos –pequeñas esferas llenas de aire que les brindan flotabilidad– suben a la superficie y flotan generandoun hábitat flotante de espesas masasel cual usa las corrientes del golfo como un conducto que mueve este sistema pelágico (de aguas abiertas), creando un hábitat flotante diverso para muchas especies que, sin este nicho, quedarían completamente desprovistas en el mar.

Las masas flotantes de sargazo pueden extenderse por kilómetros en el océano, y proveen hábitat, alimento, refugio, y lugar de reproducción para diversos organismos, tales como peces, tortugas, aves y cangrejos, entre otros. Para las tortugas marinas es un espacio vital para su sobrevivencia, pues pasan sus primeras etapas asociadas al sargazo, el cual provee alimento y protección a los pequeños individuos que, de no ser por este hábitat, quedarían completamente desprovistos. De hecho, las 5 especies de tortugas marinas que pasan por el Atlántico han sido documentadas en el sargazo, y al menos para 3 de ellas (Caretta caretta, Cheloniamydas y Eretmochelys imbricata) el sargazo es de vital importancia.

Algunas especies, como el pez del sargazo (Histrio histrio), se encuentran adaptadas para vivir en este sistema y viven toda su vida sólo en este hábitat. Este pequeño individuo tiene una morfología y coloración que incluso asemeja al sargazo mismo, con prolongaciones y manchas en sus aletas que lo hace casi invisible entre las ramas flotantes de las algas. Su presencia se encuentra siempre asociada a ellos, con los cuales viaja largas distancias alimentándose y reproduciéndose allí.

La imagen puede contener: planta, comida y exterior

Otras en cambio, usan los sargazos como áreas de crianza primaria hasta llegar a estados juveniles avanzados, como es el caso de algunas especies de peces de interés comercial, como el mahi mahi y algunos jacks y amberjacks. Incluso, estudios de la NOAA han llegado a reportar hasta 81 especies de peces asociados al sargazo, la mayoría de ellos juveniles. Pero también es común encontrar en estas islas flotantes de algas una asociación única de invertebrados, muchos de los cuales se encuentran camuflados entre el sargazo mismo como los cangrejos. Es por esto que, y teniendo en cuenta la importancia de su rol ecológico en las diferentes etapas del ciclo de vida de las especies, el sargazo ha llegado a ser considerado en varios países como un ‘hábitat esencial’, tanto para especies de interés comercial como ecológico.

El ciclo de vida del sargazo continúa cuando este pierde su flotabilidad, pues, aunque se hunde al fondo marino, allí provee energía en forma de carbono a peces e invertebrados marinos, mientras es arrastrado por las corrientes hacia las costas donde poco a poco se terminan por acumular. En la línea costera el sargazo se convierte en una de las principales fuentes de nutrientes para el suelo al descomponerse, y trae consigo gran cantidad de alimento para aves y diversos vertebrados e invertebrados costeros, quienes aprovechan su llegada para darse un buen manjar.

De las 400 especies que presenta el género del Sargassum hay 12 especies que se encuentran en el Caribe, todas pertenecientes al subgénero Sargassum, que incluye las especies del ‘mar de los sargazos’. En el Archipiélago han sido reportadas nueve especies (Sargassum cinarum, S. bermudense, S. filipéndula, S. hystrix, S. furcatum, S. natans, S. polyceratium, S. vulgarey S.cymosum) de las cuales S.cymosum es la mejor establecida para la zona intermareal, y Sargassum sp. es más conocida por formar extensas praderas submarinas en las costas de más de cuatro metros de altitud. Mirándolas de cerca es fácil identificar las hojas, ramas y apéndices de estas algas, incluso sus característicos pneumatocistos que al presionarlos liberan el aire en su interior.

Algunos países, teniendo presente la gran cantidad de estas algas que llegan a las costas (hasta 183’000 toneladas), han buscado opciones de aprovechamiento de estas por ejemplo con la producción de harina. La harina de Sargassum ha sido empleada como suplemento en dietas para gallinas ponedoras mejorando la calidad del huevo y disminuyendo el contenido de colesterol, en la alimentación de ovejas, caballos y ganado con buenos resultados a nivel metabólico y en los parámetros productivos de estos animales.

Se ha identificado que la harina del sargazo es una fuente de ácido algínico, el cual sirve de alimento animal, fertilizante e incluso para consumo humano. Su composición química evidencia además un alto contenido de material inorgánico y de carbohidratos y un bajo contenido de extracto etéreo. La presencia de ácidos grasos omega 3 en esta alga se considera un aspecto de alto interés, por ejemplo. Es además una excelente fuente de potasio, sodio, magnesio, calcio y de elementos traza como el hierro, cobre y zinc; tiene un aporte vitamínico con altas concentraciones de retinol y vitamina C; y su composición en aminoácidos muestra que es una buena fuente aminoácidos esenciales como la lisina, fenilalanina, tirosina y treonina; y presenta altas concentraciones de glutamina y asparagina.

Entendiendo que aunque para el bañista el sargazo en las playas pueda ser molesto, si tenemos presente la gran cantidad de servicios que presta a la biodiversidad, y empezamos además a verlas con ojos de los usos que les podemos dar, podremos empecemos a valorar estas algas, y, en vez de “crucificarlas” por ensuciar nuestras playas quererlas por ser una fuente de alimento para nuestros animales, fertilizante para nuestros suelos, o por brindar hogar por ejemplo a las tortugas de mar.

No hay texto alternativo automático disponible.


Add this to your website
Última actualización ( Lunes, 18 de Junio de 2018 11:27 )  

Translate this page

Welcome Caribe

RADIO

W.148

WI.170

WI.170.2

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


JUANCHOGONZALEZ5

CHICKEN.HOUSE22

BANNER.FAGAR

CAJASAI.OFERTA

SOPESA.2

HOTEL.DORADO

SEA WHA COFFE

PRESIDENT2

DECAMERON

TRASH BUSTERS

OVER.RECEPT3

CINE BAR EL FARO.OPERACION.EVER.B

PELICANO