Home Opinión Columnas El peso de la educación
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

BANNER.CELIS2

El peso de la educación

Correo Imprimir PDF

JORGE.GARNICALa educación en esencia es un proceso de desarrollo integral. En esta integralidad encontramos conocimientos, destrezas, valores, creencias, hábitos, elementos culturales, etc. Etimológicamente viene del latín-Educere que significa promover el desarrollo de una persona.

Y la educación como proceso de desarrollo de las potencialidades de los seres humanos, lo más importante de esa potencialidad es esta: La posibilidad de ser la mejor persona posible.

Una anécdota personal, una que jamás me ha abandonado: en 1973 me gradué como licenciado en educación, un educador, diploma otorgado por la Universidad Pontificia Bolivariana, en la ciudad de Medellín. En noviembre del mismo año, abordo de un vuelo que me dejaría en mi isla, un verdadero paraíso entonces, estaba también otra persona que conocía, y que también recientemente se había graduado de otra universidad; la persona ya está en la otra dimensión.

En camino hacia el Sesquicentenario, hablamos de muchas cosas: de nuestros sueños como profesionales y de nuestras frustraciones. No tardamos en llegar a la pregunta del millón: ¿Qué pensábamos hacer con nuestras respectivas carreras? ¡Oh sorpresa! “Mi plan,” dijo, “es llegar a ser el hombre más rico de San Andrés”. “¿En serio?”, agregué. “Sí,” reiteró.

De allí en adelante nuestra conversación fue fría, baladí. Porque qué sueños podría yo compartir con esta persona, Raizal, cuyo sueño, ¿cuyo objetivo vital era enriquecerse? Danzaba en mi febril mente la fenomenal obra de Fromm: ‘To have or to be?’ Yo, que había comenzado a leer ‘El capital’ de Marx, y que fue el único libro que jamás terminé de leer; yo, que había leído tres veces el librito Rojo de Mao; yo, que había devorado ‘El fin de la utopía’ Marcuse; que había leído y re-leído ‘El hombre mediocre’ de Ingenieros; que había leído la Biblia por segunda vez –y que a esta altura de mi vida ya la leí y la estudié por de tercera vez y media–, y que no me refiero a haber leído un capítulo sino el libro entero desde “En un principio…” del Génesis, hasta el “Amen” de El Apocalipsis; que ya había leído “La conquista de la felicidad de Russell; que ya había devorado despacio a Neruda, Gabo, etc.?

Mi decepción fue morrocotuda. Pero ¡Oh ironía! Con el tiempo, él se convirtió en una de las personas más ricas de San Andrés. Yo, aún anclado en mis largas esperanzas y sueños de lograr siquiera una cuarta parte de los sueños que fragüé en la UPB… Pero para no ser un peregrino ingrato, he logrado otros sueños, sueños forjados posteriormente.

Porque la educación como herramienta de trabajo, como arma de transformación social, de instrumento y medio para llegar a ser cada día mejor persona –en lo posible, y a pesar de nuestros muchísimos errores en el camino– es para caracteres de diamante también. Es una tarea difícil, y que nunca termina; es una carga casi como aquella de Sísifo.

Porque entregar meramente información a unos estudiantes, quietos, aburridos y con sueño letárgico, físico –culpa de la oferta de la abundancia de tecnología y de la comunicación masiva moderna– en un aula de clase, no es educar; porque educar es sobre todo lograr que al final del camino la persona aprenda a pensar por sí misma. Sí, ha de ser capaz de evaluar críticamente las diferentes categorías de su medio; eso ha de ser uno de los pilares cardinales de la educación.

Pero también una educación real y transformadora significa la capacidad de inspirar a un pueblo para vivir con mayor abundancia ética y moral; para aprender a vivir con la vida como la encuentren y hacerla mejor de como la hallaron: es llegar a ser, en lo posible, mejor persona.

El propósito final de la educación jamás será: “Llegar a ser el hombre (o mujer) más rico.” Eso es una estupidez crasa. Y no importa de dónde podría venir semejante estolidez.

Por otra parte, una de las concepciones equivocadas en nuestra educación contemporánea es creer que tenemos que repetir los mismos errores que nos enseña la sociedad, porque la educación no solo se realiza, no solo se objetiva en los salones de clase: también se practica, y a veces con mayor contundencia, en nuestros hogares, el barrio, las oficinas públicas y privadas, en las iglesias, clubes, en la TV y otros medios de comunicación masivos.

No tenemos que repetir los errores y horrores que nos entrega el mundo externo. Y he aquí la necesidad de saber pensar y evaluar con prudencia lo que nuestros sentidos captan y que la razón y el buen sentir deben juzgar; con argumentos válidos, objetivos y lógicos.

Así, tomaremos decisiones que conlleven a ser una mejor persona. El que imita sin juicio es un primate irracional; el que actúa sin juicio, no progresa, involuciona. Por eso, nuestra sociedad precisa de un nuevo arquetipo social; precisamos de una nueva visión, de una nueva invención de personas que podamos entregarle a la sociedad.

Nuestro momento demanda una nueva luz, inspiradora, que dé respuesta a los nuevos retos y gritos y ansiedades que todos escuchamos y parimos a diario; hay que asumir una nueva responsabilidad; una diferente; una que ennoblezca un espíritu diferente, nuevo, de servicio; necesitamos una nueva generación de ideas, que alimente una nueva esperanza, y que además está a punto de perderse…

Solamente así llegaría el momento cuando aceptaríamos que los hombres y las mujeres serían mujeres y hombres porque eso es lo que somos: hombres y mujeres caminando todos hacia el futuro.

¿Y cuándo se hará algo, en serio, en cuanto a la insostenible e intolerable inmigración hacia la Ínsula—pasado y futuro?

¿Comentarios? al: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla

                              

 


Add this to your website
 

Translate this page

Welcome Caribe

RADIO

EI.149

WI.171

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


JUANCHOGONZALEZ5

CHICKEN.HOUSE22

BANNER.FAGAR

CAJASAI.OFERTA

SOPESA.FIJA

HOTEL.DORADO

SEA WHA COFFE

DECAMERON

TRASH BUSTERS

OVER.RECEPT3

CINE.0612

PELICANO