Home Opinión Columnas Derechos y privilegios
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

ISLENO2

Derechos y privilegios

Correo Imprimir PDF

EDNA.RUEDEA2Determinar que es un derecho y que es un privilegio es tan difícil como sutil. Evidentemente lo que comienza con la búsqueda de circunstancias que son mínimos comunes a todos, escala de la mano de la mejora en las condiciones de vida: mejor dicho se pasa de nivel de vida a estilo de vida.

El problema podría parecer que está solo en los márgenes de la lingüística, pero como pasa siempre el tránsito entre el pensamiento, la palabra y la acción es acelerado; así pues ¿a que tenemos derecho y que es parte de un conjunto de adquisiciones que viven en el terreno del lujo?

Pensemos en un derecho fundamental: la vida, por ejemplo. Para definir el derecho a la vida, tendríamos que ser juiciosos en las definiciones mismas de vida, la RAE (Real academia de la lengua española) la definirá como: vida (del latín, vita.1. Fuerza o actividad esencial mediante la que obra el ser que la posee).

Para algunos filósofos, será el movimiento mismo, el que se mueve, el que se impulsa solo, así pues el derecho a la vida, estaría restringido para aquel que se mueve, o mejor aun para garantizar el movimiento. Y ahí se complica todo, ¿qué movimiento?, ¿qué tanto movimiento?, ¿el viento, está vivo?, ¿la montaña?, ¿el mar?

Si persistiéramos en la idea de nombrar únicamente a los seres que se clasifican en la biología, entonces el derecho a la vida, debería ser universal para todos, seriamos en consecuencia todos veganos, pero un momento las plantas también tienen vida...

Ahora bien, el derecho a ¿Qué tipo de vida? Desde la declaratoria de los derechos humanos hasta hoy, hemos visto nuevos avances científicos y tecnológicos que hoy asumimos como rutinarios y que para los franceses de 1789 serian alquimia pura. Entonces, ¿sería vida nuestra vida, sin electricidad?, ¿sin internet? Sin antibióticos? Un derecho tan lógico como ese, empieza a tener márgenes tenues.

 ¿A qué tipo de vida tengo derecho?

Llevándolo a un terreno más privado, cabe la pregunta de un padre desprevenido: ¿a que tiene derecho mi hijo?, los mínimos vitales estarían rápidamente incluidos en la lista, pero si mejoran los ingresos de la familia, ¿aumentan los derechos de los niños?, ¿Cuándo se establece un tope a lo que tiene derecho y se empiezan a vivir en privilegio?

De este ejemplo de lo intimo, se puede extrapolar en un estado paternalista, ¿Qué es subsidiable? ¿Es derecho de una persona de bajos recursos, sin servicios públicos, sin acceso a la educación, ser subsidiado para la manutención de un número ilimitado de hijos?, ¿se debe subsidiar el alcohol? ¿O los accidentes de tránsito que desprendan de su uso?
Mi pensamiento particular, transcurre en el derecho mismo a la oportunidad. La oportunidad de ser educada, de acceder a lo necesario para mantener la salud, la oportunidad de adecuar mi vivienda hasta hacerla confortable, la oportunidad en sí misma y de auto-gestionar para mi aquello que sienta que merezco: mis derechos.


Add this to your website
 

Translate this page

Welcome Caribe

RADIO

W142.1

WI.166

WI.166.2

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


JUANCHOGONZALEZ5

CHICKEN.HOUSE22

BANNER.FAGAR

CAJASAI.OFERTA

SOPESA.2

HURACANES1.gif

HOTEL.DORADO

SEA WHA COFFE

PRESIDENT2

DECAMERON

TRASH BUSTERS

OVER.RECEPTOUR

CINE.1107

PELICANO