Home Opinión Editorial Cinco años de despojo…
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

SICLO 7

Cinco años de despojo…

Correo Imprimir PDF

109SANFLAY

Más allá del reconocimiento tácito contenido en la reciente admisión de las dos contra-demandas formuladas por Colombia ante la Corte de La Haya, hecho plausible y alentador en relación a la existencia, pertinencia y visualización del Pueblo Raizal en su propio territorio; su situación general y su calidad de vida en particular, no han mejorado en estos últimos cinco años. Más bien lo contrario.

Basta mirar el lamentable estado de los hospitales de San Andrés y Providencia y del sistema de salud pública del archipiélago; la sensación de inseguridad con 'ajustes de cuentas' entre bandas criminales y otros hechos delincuenciales; la carencia fehaciente en el suministro de los servicios públicos; y la indomable sobrepoblación, ahora engrosada con ‘desplazados’ víctimas del conflicto armado en otras partes del país.

Todo lo anterior, sin mencionar el evidente deterioro ambiental que crece a pasos agigantados en proporción geométrica a la ‘urbanización’ de más y más zonas rurales y de reserva forestal con proyectos –que en buena parte no lo son– y la consiguiente e indiscriminada tala de árboles y desaparición de humedales, como lo consignan sendos informes de la Procuraduría Ambiental, la corporación Coralina y numerosas ONGs ambientalistas.

Este panorama ensombrecido, además, por el magro balance ofrecido por el esperanzador  Plan Archipiélago que no ha logrado identificar, socializar, ni mucho menos, concretar en realizaciones palpables sus innumerables enunciados. Lo cierto es que al cabo de cinco años –y al menos cuatro gerencias–, su balance, a pesar de las llamativas cifras, es poco visible y la sensación de insatisfacción, generalizada. 

El 19 de noviembre de 2012 representó un hachazo al corazón de todos los habitantes del archipiélago, pero claro está, especialmente del Pueblo Raizal, ese que hizo presencia permanente y pacifica durante casi 400 años en su territorio. Una presencia que –más vale tarde que nunca– acaba de admitir, por los menos en principio, la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Buena noticia.

Sin embargo, llama ineludible, forzosamente la atención, que ese reconocimiento de existencia y pertinencia territorial sea al mismo tiempo –en forma simultánea– desconocido por los delegados de varias agencias estatales de Colombia, durante las ‘negociaciones’ del Estatuto Raizal que se adelantan por estos días en San Andrés. ¿Entonces, en qué quedamos? 


Add this to your website
Última actualización ( Sábado, 18 de Noviembre de 2017 11:35 )  

Translate this page

Welcome Caribe

RADIO

WA2

W1

W1A

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


JUANCHOGONZALEZ5

FAGAR

CONSTRUMUNDO1

SOPESABLINKY

JR.MET RX

HOTEL.DORADO

SEA WHA COFFE

PRESIDENT2

DECAMERON

TRASH BUSTERS

OVER.RECEPTOUR

CINE1904

PELICANO