Home Opinión Columnas Restauración, recuperación y rehabilitación de ecosistemas
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

ISLENO1

Restauración, recuperación y rehabilitación de ecosistemas

Correo Imprimir PDF

PINEDA.MUNOZUna oleada de cambios sin precedentes que resultan en la degradación de hábitats y ecosistemas se ha evidenciado en las últimas décadas en los océanos cuyos impactos, que se evidencian a nivel mundial, también son visibles en la Reserva de la Biósfera Seaflower, Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

A pesar de ocupar tres cuartas partes de la superficie de la tierra, el 97% de los océanos del mundo no se encuentran protegidos, y actualmente, sin importar su inmensa vastedad, no existe parte alguna en los océanos que no se encuentre afectada por la actividad humana. De hecho, una cuarta parte de los arrecifes del mundo han muerto o se encuentran severamente dañados, y más del 75% de los arrecifes coralinos se encuentran amenazados. Los factores que más los afectan son enfermedades, desarrollo costero, contaminación, sobrepesca, prácticas de pesca destructivas y daños por encallamientos de embarcaciones.

Adicionalmente, factores asociados al cambio climático como el aumento en la temperatura del agua y acidificación oceánica, generan un mosaico de amenazas que no solo ponen en riesgo a las especies, sino que tienen altamente afectados los arrecifes del Archipiélago, y del mundo en general.

En el Caribe, los arrecifes coralinos vienen experimentando declives desde 1970, pero en los últimos años el fenómeno se ha magnificado. Anteriormente, estos arrecifes eran dominados por dos especies de corales: cuerno de ciervo (Acroporacervicornis) y cuerno de alce (Acroporapalmata). El cuerno de alce fue una de las especies más abundantes de coral en el Caribe y los Cayos de la Florida, y se ha estimado que del 90-95 % de este coral se ha perdido; así mismo se estima que alrededor del 75% del cuerno de ciervo se ha perdido en las últimas décadas. La pérdida masiva de estas dos especies en los arrecifes del Caribe llevó a que ambas se clasificaran como en peligro crítico de extinción, pues el tamaño de sus poblaciones es cada vez menor.

El problema de que se extingan estas dos especies radica en que con ellas se perderían las principales especies formadoras de arrecife del Caribe, ya que estas dos especies de corales pertenecen a los llamados corales escleractinios, comúnmente conocidos como corales duros o pétreos por su capacidad de secretar un esqueleto de carbonato de calcio.

Esta capacidad hace que sean consideradas como las principales especies ‘constructoras’ de la parte somera del océano, ya que contribuyen a la formación de la estructura arrecifal, como las barreras coralinas. La abundancia de estas especies y su morfología ramificada favorece la formación de hábitat y refugio para muchos otros organismos que residen en el arrecife, tales como meros, pargos, loros, sargentos, ángeles, lábridos y damiselas.

Al igual que los peces, muchos otros organismos como equinodermos, moluscos, langostas, cangrejos y tortugas, entre otros, encuentran refugio y áreas de alimentación en torno a ellas, por lo cual, ambas especies son de vital importancia para la biodiversidad en las zonas someras del arrecife y su extinción afectaría a todas las especies que se encuentran asociadas a ellos.

A pesar de que existe una serie de factores estresantes que han contribuido a la pérdida significativa que se ha observado en las últimas décadas, ¡hay esperanza! Los arrecifes son resilientes y muestran buenas capacidades para recuperarse de los daños. Para lograr dicha recuperación, se debe seguir trabajando en conservar los arrecifes que nos quedan por medio del manejo de Áreas Marinas Protegidas (no-take areas) y por medio de la recuperación y restauración de arrecifes degradados.

La necesidad de restaurar arrecifes coralinos ha aumentado en las últimas décadas, dado que el daño a los mismos se ha acelerado. Es por esto que la Corporación Ambiental Coralina, junto con Conservación Internacional y ONGs nacionales como Corales de Paz y locales como Fundación Seaflower, le han apostado a la recuperación y restauración de los arrecifes degradados del Archipiélago con ayuda de la comunidad local.

Aunque la restauración de arrecifes coralinos es fundamentalmente un reto por la necesidad inmediata de respuestas y resultados, se busca retornar los sistemas degradados a condiciones similares de su entorno saludable tanto en estructura como en función. Es una estrategia para conservar la biodiversidad biológica y la integridad de los ecosistemas que incluye o abarca un amplio rango de logística y costos: cese de actividades dañinas, adopción de estrategias de mitigación, reconstrucción de hábitats, entre otros; estrategias que está dando resultados positivos para las islas.

El trabajo articulado de las entidades que cuentan con el personal científico capacitado para realizar estas intervenciones, de la mano de la comunidad, es lo que permitirá el éxito de estas acciones. Es importante contar siempre con biólogos, biólogos marinos y ecólogos capacitados para liderarlas, a fin de no causar un daño mayor al improvisar.

Y es que solo cuando la estrategia de intervención es desarrollada desde una perspectiva ecológica y científica, el proceso, la evolución y el destino de esta intervención puede ser considerada como ecología de la restauración; en este sentido, el Archipiélago tiene un terreno importante ganado pues las entidades que están liderando estas acciones cuentan con las capacidades y el personal para dirigirlo, por lo cual se augura buen viento y buena mar.


Add this to your website
 

Translate this page

Welcome Caribe

RADIO

WA1

W1A

WI

W2A

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


JUANCHOGONZALEZ1

SOPESABLINKY

HOTELDORADO

SEA WHA COFFE

PRESIDENT

DECAMERON

TRASH BUSTERS

DROGUERIA

OVER.RECEPTOUR

PELICANO