Home Opinión Columnas Sobrepoblación
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

ISLENO1

Sobrepoblación

Correo Imprimir PDF

INES.CELISPara desgracia de la comunidad del Archipiélago de San Andrés, Old Providence y Santa Catalina, la sobrepoblación en las islas no solo es en cantidad sino en calidad. Abunda el egoísmo, la pérdida de valores y la inconsciencia moral y ambiental.

El Estado con el afán de colonizar y hacer lo que mal aclaman ‘soberanía’, ha permitido (y estimulado) el asentamiento sin control de personas del continente y otras partes, en sitios que van desde tugurios hasta mansiones y grandes edificaciones; arrinconando al nativo de manera que pasó a ser minoría en su propio territorio.

La sobrepoblación se enfoca por lo general en la relación entre el hombre y el medio ambiente. Cuando esta se eleva y provoca una degradación ambiental, disminuyendo la calidad de vida de los habitantes haciendo aflorar la pobreza y potenciando conflictos, es signo de alarma.

En San Andrés ya tocamos fondo hace rato, y para refrescar la memoria de adultos e informar a los jóvenes aprendices de su propia historia, Colombia instauró en 1912 la Ley 52 que creó la intendencia permitiendo la migración a las islas y sigue vigente.

La creación de la Oficina de Control y Circulación de Residencia, Occre, es solo lo que los raizales llamamos4sham.

Otro recuerdo para los que sufren de Alzheimer: fueron ciertos políticos los que trajeron a las islas cualquier cantidad de personas –especialmente de la costa Atlántica– para adquirir votos y salir elegidos como representantes a la Cámara… Toda esa gente se quedó, edificaron barrios completos y, desde luego, se multiplicaron como Dios manda.

Otro ejemplo: hace pocos días la Procuraduría Ambiental multó al actual gobernador por no mandar a desocupar un barrio de invasión ‘llamado’ New Ginnie. ¿Qué son unos cuantos salarios mínimos para Housni Jaller? Un suspiro. Entonces al parecer es preferible pagar multas que tomar reales cartas en los asuntos.

Anótese que la orden salió durante la administración de la gobernadora Aury Guerrero quien hizo caso omiso y le dejó este, y otros ‘chicharrones’, al actual mandatario; porque ella, si bien no llenó la isla de predecibles avisos de ‘I love San Andrés’, demostró en sus cuatro años que nunca le importó la sobrepoblación en las islas.

Y ni hablar de la sobrepoblación de turistas. Cada vez vienen más. Ya no hay temporadas bajas ni altas. El deterioro ambiental es evidente. Se están construyendo infinidades de hoteles y ‘posadas’ turísticas más, en una pequeña isla con un precario –casi nulo– sistema de acueducto y alcantarillado.

Resumiendo. En San Andrés estamos sobrepoblados de automóviles, motos, perros, maríamulatas, peces león, lobos polleros; guácimos y jobos. Nos estamos tapando de basuras, moscas, ratas y cucarachas. Tanto, que hasta la Cámara de Comercio alertó al gobierno nacional sobre este 'flagelo'.

Ah! Todas esas visitas de agentes, vices y tríceps… Son simplemente para que algo ‘cambie’ y todo siga igual.

“The ball staat ruoll”  Get up raizal islanders, get up and fight for your rights.

Anexo

¿Y cuándo se hará algo, en serio, en cuanto a la insostenible e intolerable inmigración hacia la Ínsula—pasado y futuro?” J.G.W.

A propósito del título de esta columna, la cita anterior cerraba, sin falta, las columnas del profesor Jorge Garnica Watson en este periódico. A él le pedimos hoy encarecidamente un principio de la respuesta a su eterna pregunta; quizás ya la vislumbre tras empaparse del importante cargo que ocupa en la actualidad.


Add this to your website
Última actualización ( Domingo, 18 de Junio de 2017 10:08 )  

Translate this page

Welcome Caribe

RADIO

WA1

W1

W2

WI

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


 KIA

JUANCHOGONZALEZ3

ROSA.DEL.MAR

SOPESABLINKY

JR

HOTEL.DORADO

INFOTEP1

SEA WHA COFFE

PRESIDENT

DECAMERON

TRASH BUSTERS

DROGUERIA

OVER.RECEPTOUR

CINE.1

PELICANO