Home Opinión Columnas Trump tampoco sabía dónde quedaba San Andrés
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

LA.HAYA2

Trump tampoco sabía dónde quedaba San Andrés

Correo Imprimir PDF

CRISTINA.BENDEKEl Mundo que nos venden es como un ajedrez. Antes del jaque mate, ambos jugadores pierden todas, o casi todas las piezas. Inevitable tener esa sensación a lo largo de esta semana, en la que vimos un ataque químico, un bombardeo a una base siria, y la bomba más grande del arsenal gringo cayendo en Afganistán. ¿Qué tiene que ver con4nosotros?

Geopolíticamente, todo que ver. Parece que la geopolítica entró en una dimensión en la que retrocedió sesenta años hacia la estupidez. Increíble que con años de evolución tecnológica, aún los controladores del juego no acuerden proponer otra forma más conveniente para cambiar las condiciones, que la destrucción. En el Archipiélago, por cosas de la vida, hay que despertar a la realidad de que, de repente, estamos en un punto crítico de enfrentamiento.

No, no quiere decir (no necesariamente) que mañana haya un ataque que nos afecte, quiere decir que hay que tener la consciencia prendida. Consciencia de que, pequeña y linda como es, la isla caballito de mar pertenece, hace parte de un colectivo llamado Planeta Tierra, y que los problemas que experimenta internamente tienen solución si y solo si se abre la mente al Mundo.

La “Madre de todas las bombas”. Parece un nombre propio de la propaganda de la Guerra Fría. Esa fue la que usaron hace dos o tres días. Dentro de poco empezarán a salir de nuevo las películas con villanos rusos, no árabes, y con gringo héroe de siempre. Ese es el aliado de Colombia, al que el Nobel de Paz declaró apoyar tras la decisión de atacar con 36 bombas la base siria, supuesto objetivo perteneciente al régimen de un “carnicero”, como llamó Trump a Bashar Al Assad esta semana.

Por supuesto, vale recordar que el ataque gringo estuvo “motivado” por el ataque químico a manos de ISIS, aquel grupo reducto de Al Qaeda, siendo esta última aquella célula formada con entrenamiento de la Agencia Central de Inteligencia por allá en la presidencia de Bush padre. No es una locura que Assad dijera el jueves en una entrevista, que el ataque químico fue un montaje para propiciar la excusa para atacar.

El aliado belicista del Estado colombiano lo obligó a hacer aquella declaración de apoyo, al tiempo que el Congreso de Estados Unidos reitera su preocupación por las colaboraciones entre Rusia. “The Donald” dijo esta semana que las relaciones de EEUU con Rusia estaban en un “all-time-low”, en el punto más bajo de todos los tiempos, seguramente de acuerdo con su amplio conocimiento de la historia de las relaciones internacionales.

Sería peor, según el héroe anaranjado, que durante la Crisis de los Misiles de Bahía Cochinos, en Cuba. Según él, aquel momento en el que casi se da un enfrentamiento nuclear, con los misiles rusos ahí en el patio gringo, ese patio que se ha llamado Caribe, estuvo más tranquilo que ahora. No estoy segura de que Trump supiera dónde carajos quedaba Nicaragua antes de ser presidente, pero estoy segura de que ahora sí sabe.

Hace dos semanas, el Embajador ruso en Nicaragua dijo no saber nada de ninguna deuda nica con su Estado tras la llegada de los T-70, los tanques rusos, ni de las lanchas, ni de los aviones. Todo eso fue un regalito. Tampoco estoy segura de que Trump supiera qué onda con ese mar en disputa entre Colombia y Nicaragua, pero algo me dice que ahora sí sabe, porque le sirve para sus planes.

Trump ha aprendido muchas cosas en estos cuatro meses, como lo dijo esta semana sobre Corea del Norte, sobre la OTAN, y sobre el sistema de salud gringo. Si me preguntan a mí, diría que en algo estoy de acuerdo con Assad, todo es un montaje, calculado no sé si muy bien, pero con el objetivo de provocar un momento de estrés que permita justificar ciertos gastos públicos en la industria militar y en la industria aeroespacial.

Ahora bien, ¿y nosotros? No vale que nos preocupemos, vale ocuparse con la sostenibilidad a futuro. Habría que dejar de enredarse con distracciones. Lo que hay que buscar es soberanía alimentaria, adelantar una agenda encaminada exclusivamente a un cambio en el patrón de consumo de los isleños. Con voluntad, con información, se puede.

Usando el limitado territorio de forma eficiente, y poniendo la tecnología al servicio de la comunidad, se puede. Priorizando el uso de la tierra para la agricultura con tecnología eficiente, se puede. Enfocándose se puede, pero hay que empezar por algo, y ese inicio está en cada quien. Hay que despertar. Nadie más en el Mundo lo hará por nosotros, ¿no ven que se quieren matar? Chao a ‘los Estados’.4Peaceout


Add this to your website
Última actualización ( Sábado, 15 de Abril de 2017 06:12 )  

Translate this page

Welcome Caribe

RADIO

W1A

WB

W2A

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


 JUANCHOGONZALEZ3

SOPESABLINKY

JR

HOTEL.DORADO

INFOTEP1

SEA WHA COFFE

PRESIDENT

DECAMERON

TRASH BUSTERS

DROGUERIA

OVER.RECEPTOUR

CINE2

PELICANO