Home Opinión Columnas Y olé…
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

ISLENO

Y olé…

Correo Imprimir PDF

OSWALDO.SANCHEZDice el Plan de Desarrollo Departamental (PPD) ‘Los que soñamos somos más’, que en el Departamento cada día amanecen y duermen 85.000 personas entre quienes viven aquí y los que visitan el territorio. Cabe, entonces, preguntar: ¿resisten estas islas semejante situación? Y no es una pregunta retórica.

Es que la tierra tiene sus limitaciones así como los servicios; la primera, porque solo da lo que tiene; los segundos, porque la maquinación humana impide que sean mejores y más universales.

Aprovechando la celebración del Día Mundial del Agua, ordenada por la ONU desde 1993, aboquemos el tema de este líquido fundamental para la vida en el planeta Tierra, del cual el Papa Francisco dice que es “nuestra casa”, así cada día se parezca más a “un inmenso depósito de porquería.

Digamos que de la cantidad de agua que existe en el planeta solo el 2,5% es agua dulce, y que solo está a disposición del hombre el 0,007%, debido a que la mayor cantidad de ‘agua dulce’ está congelada y se debe conservar en ese estado si no se quiere precipitar una catástrofe mundial al crear un cambio climático extremo imposible de soportar.

Ahora bien, cerca de 758 millones de personas no tienen acceso al agua potable y en muchos territorios tiende a desaparecer este recurso, por lo que la cuestión del agua va camino a convertirse en una de las mayores calamidades de la humanidad; situación advertida durante la Conferencia sobre el Agua celebrada en Dublínen enero de 1992.

Pero terco como siempre ha sido el hombre (ser de dura cerviz, dice la Biblia), ha hecho caso omiso a todo aviso de modo que 24 años después de Dublín, en Budapest el año pasado, el presidente de la Asamblea General de la ONU, Peter Thomson, sostuvo que "El mundo avanza por un camino que lleva hacia lo insostenible".

Por su parte, en mayo de 2015 el IDEAM publicó el extenso “Estudio Nacional del Agua” en el cual se nos dice, por ejemplo, que el 60% de los acuíferos del área hidrográfica Caribe son estratégicos, ya que constituyen la principal fuente de abastecimiento de la población, lo que ha debido llevar a “la formulación y elaboración de estudios locales y regionales a cargo de las Autoridades Ambientales y entidades del orden nacional”.

De San Andrés dice el informe que “la presión por contaminación está categorizada como de alta a muy alta. En vista de que el agua subterránea es la única fuente de abastecimiento de la población, esta zona hidrográfica debe considerarse como prioritaria”; cataloga, además, el Índice de Vulnerabilidad al desabastecimiento hídrico como de alto para San Andrés.

Ante semejante perspectiva casi apocalíptica (que de ninguna manera es desconocida ni por las autoridades ni por la población) cabe preguntarse, ¿qué se hace seriamente para contrarrestar lo que se avecina? Por estos días de la celebración del Día Mundial del Agua se oye decir que se “anunciaron (otra vez) proyectos para mitigar la significativa escasez de agua en varios sectores de la isla”.

Otro dato que nos aporta el IDEAM es que en el Departamento se consumen cerca de 5,200 millones de litros cúbicos de agua al año por consumo humano, mientras que para la agricultura se destinan 4.968 millones.

Dada la precariedad del servicio para los habitantes del Departamento la pregunta es: ¿se conoce realmente la cantidad de agua potable de la que dispone San Andrés?; ¿dónde están y cuáles son las estrategias para asegurar el suministro de agua potable? Fuera, claro está, de formular proyectos.

Por ejemplo, en 2013 se firmó un contrato por valor de 15.700 millones de pesos para beneficiar a 1.300 familias con agua potable durante 18 horas al día; todo ello porque “mi compromiso con San Andrés y Providencia es que al final de mi Gobierno estén muchísimo mejor de lo que estaban al principio”, dijo el presidente al firmar el contrato.

Hoy, en el marco de su visita, el minambiente, anuncia 11 mil millones entre otros objetivos, con el fin de prevenir el “riesgo de desabastecimiento hídrico en la reserva de la Biosfera Seaflower”. Entonces, ¿la ‘platica’ del 2013 no alcanzó? ¿Y las 18 horas de agua diaria fueron una broma de mal gusto? Lo último que sabemos es que hubo nuevos bloqueos por falta de agua en el sector de La Loma.

Si el problema del abastecimiento de agua potable pasa por su irracional uso y manejo, el crecimiento demográfico desbordado, la tala inclemente de bosques, la contaminación y el pésimo manejo de los productos residuales es indiscutible que la Educación es primordial, y a esa responsabilidad no se le puede seguir sacando el quite con la aquiescencia y silencio de las autoridades, del orden que sean.


Add this to your website
 

Translate this page

Welcome Caribe

RADIO

IDEAM

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


JUANCHOGONZALEZ2

SUPERGIRO1

SOPESABLINKY

HOTELDORADO

COLUMBIA

SEA WHA COFFE

PRESIDENT

DECAMERON

TRASH BUSTERS

DROGUERIA

CINE02

PELICANO